Sao Paulo. Las ventas de automóviles en Brasil subieron en febrero respecto a enero, ganando impulso tras una fuerte caída el mes anterior y remarcando expectativas de la industria de un año récord, dijo el miércoles la asociación local de concesionarios, Fenabrave.

Las ventas de autos nuevos, vehículos livianos, camiones y autobuses aumentaron 3,58% en febrero ante enero, a 220.951 unidades, y saltaron 10,8% respecto al mismo mes del año anterior, cuando la crisis económica redujo la demanda de automóviles.

Las ventas cayeron 27,3% en enero, cuando los consumidores normalmente evitan grandes gastos tras la temporada de fiestas de fin de año.

Las ventas de autos y vehículos livianos subieron 4,77% en febrero respecto a enero, a 211.371 unidades, y registraron un incremento del 10,5% ante febrero del 2009, dijo Fenabrave.

Brasil, la mayor economía de Latinoamérica, es un importante mercado para la fabricante italiana Fiat SpA, para la alemana Volkswagen AG, y para las estadounidenses General Motors Co y Ford Motor Co.

Una serie de recortes impositivos por parte del gobierno en el 2009 ayudaron a la industria automotriz del país a salir de la crisis financiera y de la caída de la demanda por exportación de vehículos, con lo que consiguió un récord de ventas.

Fenabrave proyecta otro año récord en el 2010, con un aumento del 9,7% en las ventas, a 3,3 millones de unidades este año.

Fiat lideró las ventas del mes pasado, con un 23 por ciento de participación del mercado, seguida por Volkswagen, con un 20,4 por ciento, y General Motors, con un 20 por ciento, reveló Fenabrave.

Ford ocupó el cuarto lugar de las ventas de febrero en Brasil, con un 11,1 por ciento del total para autos nuevos y vehículos livianos.