La firma alemana Mercedes Benz lanzó en Chile su modelo EQS, un auto de alta gama completamente eléctrico y de una autonomía de hasta 780 kilómetros y una potencia de 333CV (245kW).

El modelo, que se espera llegue desde enero del próximo año, se traerá a pedido desde Alemania y la firma ha estimado, mediante su representante en el país, la automotora Kaufmann, que se podrían vender unas 10 unidades en 2023.

Claramente la explicación podría estar en el alto precio y el pequeño mercado que es Chile: el auto será comercializado en una primera etapa a US$ 180.000, para luego llegar a los US$ 220.000.

Aun así, la firma apostó por el mercado chileno ya que este país ha incorporado una gran flota eléctrica en los últimos cinco años, tanto en su transporte público -mediante los buses chinos BYD- como a través de la renovación de los automóviles particulares, con marcas como Maxus, Nissan, MG y Renault incorporando sus modelos híbridos y eléctricos en años recientes.

Esto es parte de una ambición en electromovilidad que se delineó durante el gobierno previo, del derechista Sebastián Piñera, en el cual se estableció que, a contar del año 2035, solo se comercializarán vehículos 100% eléctricos.

De acuerdo con lo declarado por Kaufmann en el lanzamiento del modelo, este vehículo y otros más que vendrán en los próximos meses, como el EQA que es el modelo de entrada -el término empleado para decir que es un poco más barato-, forman parte de la ruta de Mercedes-Benz hacia una movilidad 100% carbono neutral.

A través de su hoja de ruta, “Ambition 2039”, la compañía alemana busca crear un completo ecosistema en sus fábricas para recircular la energía, ahorrar agua y neutralizar emisiones. Y además de la misma empresa, la compañía busca que sus proveedores también cumplan con estos altos estándares: cualquier proveedor que se niegue a firmar la carta de ambición, no se tendrá en cuenta para nuevos contratos de suministro.

Pablo Marcos, gerente comercial de automóviles en Kaufmann, explicó a AméricaEconomía que en general ha sido un año difícil para la venta de automóviles, especialmente por las producciones de fábricas y a una falla en el abastecimiento que afectó la producción de semi conductores.

"Hasta el momento hemos tendo más demanda que oferta, pero el próximo año creemos que esto ya va a llegar a un equilibro para toda la industria, no solo para Mercedez Benz, y eso permitirá disponibilidad de autos y se pondrán competitivos todos los segmentos", destacó.

AMBITION 2039

Como parte de su estrategia de negocio sostenible, la firma germana se prepara para un  futuro 100% eléctrico, impulsando la transformación hacia emisiones neutras en CO2, con un conjunto de medidas que contemplan toda la cadena de valor automotriz, desde el desarrollo técnico hasta la extracción de materias primas, producción, la vida útil y el 
reciclaje.

A través de su hoja de ruta, “Ambition 2039”, la compañía alemana busca crear un completo ecosistema en sus fábricas para recircular la energía, ahorrar agua y neutralizar emisiones. Y además de la misma empresa, la compañía busca que sus proveedores también cumplan con estos altos estándares: en su comunicado a los medios, la firma indica que se ha establecido que un proveedor que se niegue a firmar la carta de ambición, no se tendrá en cuenta para nuevos contratos de suministro.

El resultado es que casi la mitad de los dos mil proveedores de Mercedes Benz ya han firmado la declaración de intenciones y se han comprometido a suministrar en el futuro sólo piezas neutrales en CO2.

Según la información proporcionada, este programa estratégico, ofrecerá balances neutros de CO2, desde 2019 a 2039. Hasta 2030, más de la mitad de los automóviles comercializados por la empresa estarán equipados con propulsión eléctrica, tanto automóviles exclusivamente eléctricos como modelos híbridos enchufables.

Es un plan que considera un enfoque holístico: "Nuestros objetivos como marca cubren todas las etapas de la cadena de valor automotriz, desde el desarrollo técnico hasta la extracción de materias primas, la producción, la vida útil, así como el reciclaje y la observación de los DD.HH. en la cadena de suministro”, asegura Emilio Michel, gerente división de automóviles Kaufmann.

DEMOCRATIZAR LA ELECTROMOVILIDAD

Cristian Contreras, el gerente de electromovilidad de Kaufmann, dio algunas claves sobre como desde Alemania Mercede Benz buscará impulsar la reutilización de las baterías de sus modelos eléctricos.

"La bateria del modelo EQS que lanzamos hoy está garantizada por 10 años o 250 mil kilómetros, al 100%. Pero la vida útil de una batería de litio de automóvil es mayor a la garantía, y todavía tiene un remanente del 70% para ser usada con otros fines, como vehículos de baja velocidad, o puede servir para almacenamiento energético para paneles fotovoltaicos por ejemplo", explicó a AmericaEconomía. 

En ese frenesí por litio y electromovilidad del sector automotriz, Mercedes Benz firmó un acuerdo con CATL, la fábrica de baterías china más grande del mundo, para abrir una firma en Alemania que permita suplir al mercado europeo.

"Hace cuatro años que nos juntamos con ellos para traer la representación y hoy somos taller autorizado, tenemos la represetación de repuestos, servicios técnicos y herramintas y hemos desarrollado las competencias humanas para trabajar con vehículos eléctricos. Buscamos hacer la transición de los equipos técnicos desde la combustión a la electricidad, lo que va a requerir mano de obra mucho más calificada" adelanta Contreras.

Pero, ¿será suficiente el litio para la demanda que se avecina? El mismo Contreras menciona un estudio de Estados Unidos que estima que la demanda por baterías de segunda vida va a ser mucho mayor que la oferta, algo que solo puede ser positivo, a su juicio.

"Es importante que siga creciendo la demanda de litio. En Chile tenemos cobre, litio y energías renovables, y entre más se romueva la electromovilidad, nos veremos más beneficiados. Sin duda que aparecerán nuevos yacimientos y que aun falta por explorar mas oportunidades con el litio, y crecrá la demanda. Pero también otros fabricantes de baterías han lanzado alternativas al litio, como baterías de sodio y probablemente haya complementos para la oferta, como el uso de hidrógeno, pero la necesidad de descarbonizar es buena para el país y para el mundo", sentencia.

Por lo pronto, Contreras considera que la experiencia chilena con buses eléctricos ha hecho buen trabajo en mostrar los beneficios de la electricidad en el transporte, "lo que ha generado un cosistema de cargadores públicos y privados, de capacitaciones y hasta diplomados en electromovilidad". Todo eso ha ido empujando el ecosistema local, convirtiéndolo en uno de los mas avanzados en el desarrollo de esta tendencia en el continente y de ahí que lanzar el modelo EQS en el Cono Sur fuese un paso estratégico.

"La electromovilidad debe democratizarse y estar disponible para distintos usuarios, desde los que viajan en transporte público hasta los clientes de Mercedes que están dispuestos a esperar que salgan estas categorias", concluye Contreras.