Nada nos hace más felices que nuestras familias y seres queridos, según un nuevo estudio que asegura que preferimos relacionarnos cara a cara antes que saber de la gente a través de internet.

El Barómetro de la Felicidad, llevado a cabo en 16 países del planeta, se basó en el Índice de la Felicidad de Coca-Cola, que encuestó a entre 500 y 1.000 personas por país.

Casi dos quintas partes, o 40%, de los encuestados dijo que estar con sus seres queridos después del trabajo era el momento más feliz del día, mientras que más del 20% indicó que su momento más dichoso era cuando comían con sus familiares.

En contraste, sólo el 5% señaló que eran más felices cuando se contactaban con sus amigos online, e incluso menos, 2%, dijo que el primer mensaje de texto del día los hacía sentirse alegres.

Familias y parejas eran, por lejos, la principal fuente de felicidad para casi el 80 por ciento de los encuestados, ocupando los amigos el segundo lugar con un 15 por ciento.

"Pese a nuestra cultura movida por la fama, la fama no es probablemente en sí misma una fuente primaria de felicidad. En cambio, la verdadera felicidad depende de nuestra conexión con la gente, especialmente a través del amor y de la amabilidad", dijo el estudio.

Los abrazos y la comida también hacían a mucha gente feliz, especialmente en Gran Bretaña y Rusia, donde casi un tercio de las personas dijeron que tendían a encontrar consuelo en un abrazo o a buscarlo en la comida.

Los países en los que se realizó la encuesta fueron Francia, Italia, España, Gran Bretaña, Bulgaria, Bélgica, Rumania, Turquía, Rusia, Sudáfrica, China, Filipinas, Argentina, Brasil, México y Estados Unidos.