Nueva York. La cadena de joyerías Tiffany & Co quiere impulsar un fuerte aumento en el número de tiendas en el futuro próximo, al tiempo que estima que sus márgenes de operación podrían volver a los máximos históricos del 2007, dijo el miércoles su presidente ejecutivo.

Tiffany, que el lunes reportó sólidos resultados del trimestre de las fiestas de fin de año, puede "finalmente duplicar sus tiendas en Estados Unidos y Europa", dijo Michael Kowalski en una conferencia con inversores transmitida por internet.

La compañía administraba 220 tiendas en todo el mundo al 31 de enero del 2010 y dijo el lunes que tiene planes para abrir otras 17 este año. El objetivo para los próximos años es elevar el número de tiendas a un ritmo del 8% anual, dijo el ejecutivo.

Si bien Tiffany reportó una ganancia para el cuarto trimestre que casi quintuplicó la del año anterior, la empresa sufrió un leve golpe por el alza de los costos por oro y diamantes.

Los márgenes de operación en el 2009 fueron del 16,3%. Kowalski dijo que igualar el máximo histórico de 19,6% del 2007, antes de la crisis financiera y de la recesión, es una meta que está "muy al alcance" si las ventas continúan creciendo.

Las ventas comparables de las tiendas de Tiffany, las abiertas hace al menos un año, subieron  11% en Estados unidos en el trimestre de las fiestas de fin de año.

Kowalski dijo que la tensión en la industria de la joyería durante el año pasado dejó un espacio para que Tiffany le quitara mercado a sus rivales, y que el alza del gasto en publicidad de este año está dirigida directamente a nuevos clientes.

"Hay muchos clientes huérfanos por ahí que están buscando una nueva relación", dijo Kowalski.