Santiago. El actual presidente de la gigante estatal chilena Codelco descartó la idea de continuar en algún cargo ejecutivo de la compañía, cuyo directorio será renovado en marzo próximo, reportó el lunes la prensa local.

José Pablo Arellano salió al paso de rumores de medios locales sobre su posible ratificación al mando de la mayor minera de cobre del mundo, cargo que desempeñó durante los cuatro años del período de la presidente Michelle Bachelet.

"Ya cumplí mi tarea, la cumplo (hasta) el 1 de marzo cuando asuma la nueva dirección, y voy a seguir aportando desde otros lugares a lo que me preocupa, que es el desarrollo del país", dijo Arellano al diario local El Mercurio.

El alejamiento de Arellano ocurre luego de que la derecha chilena ganó, por primera vez en más de 50 años, la elección presidencial de la mano del empresario Sebastián Piñera, desplazando del poder a una coalición de centroizquierda que gobernó el país en las últimas dos décadas.

Este año se aplicará un nuevo método para escoger a los nueve miembros de su directorio, que a su vez designarán al presidente ejecutivo.

Tras el triunfo de Piñera, el presidente electo habló de la posibilidad de permitir la entrada de capitales externos a la estatal, para ampliar la producción de la compañía y mejorar su productividad, lo que ya generó el rechazo de sectores políticos y de sindicatos.

Aunque Arellano dijo que todos los temas podrían ser discutidos, el actual presidente de Codelco se mostró a favor de seguir con los planes de inversión ya definidos para la minera en los próximos años.