Costa Rica espera incluir la totalidad de los bienes de su interés en el Tratado de Libre Comercio (TLC) que negocia con Singapur, lo que le permitiría el ingreso a ese mercado de productos agrícolas como café, frutas y hortalizas, además de otros agroindustriales y alimentos preparados.

Del tratado no hay ningún producto excluido. La idea costarricense es llegar al consenso en el tema de reglas de origen, para que así el TLC tenga 100% de cobertura.

Singapur aceptó el 95% de las peticiones de Costa Rica para no exportar hasta allí bienes fabricados con materias primas procedentes de países externos.

Según publicó Nación, esto significa que Singapur no venderá hortalizas, arroz, café o carnes; también se negocia el intercambio de productos lácteos y productos industriales de plástico, esto para evitar la triangulación de materias primas o bienes terminados.

Singapur desea vender lácteos y brindar telecomunicaciones en Costa Rica.