Tokio. Toshiba Corp usará US$8.900 millones para construir una nueva planta de chips, con lo que retomará los planes de expansión paralizados en medio de la crisis, reportó el miércoles diario de negocios Nikkei.

La mayor fabricante japonesa de chips de Japón probablemente empiece la construcción de la nueva fábrica nacional para el chip de memoria flash NAND este mismo verano (boreal), apuntando a empezar las operaciones en la primavera del 2011, informó el diario.

Toshiba es el segundo fabricante mundial de memorias flash NAND, superado por Samsung Electronics Co Ltd.

A diferencia de los chips de memoria dinámica de acceso aleatorio (DRAM, por su sigla en inglés), la memoria estándar usada principalmente en los PCs, la memoria flash NAND puede retener información cuando se corta la energía y es de uso amplio en cámaras digitales, teléfonos móviles y reproductores portátiles de música.

"La demanda por NAND está lista para un crecimiento más firme en el largo plazo que la demanda por DRAM. Es el paso correcto para expandir la capacidad para cumplir esa demanda creciente", dijo Yuichi Ishida, analista de Mizuho Investors Securities.

"Sin invertir en capacidad ahora, correría el riesgo de caer más detrás de Samsung", agregó.

Samsung tuvo un 39,3 por ciento del mercado de memorias flash NAND en el período de julio a septiembre, seguido por Toshiba con un 3,46 por ciento y con Hynix Semiconductor Inc con un 10 por ciento, según información de la firma de investigación iSuppli.

Samsung, también el principal fabricante mundial de chips DRAM, tiene contemplado más de 5,5 billones de wones (4.700 millones de dólares) en gasto de capital para chips de memoria este año, y dijo que estaba evaluando seriamente aumentar esa inversión.