Santiago. Toshiba de México informó que se perfila un panorama prometedor para la industria del cómputo móvil en 2010, en vista de la creciente demanda que están generando las laptops en todos los segmentos de mercado.

En este contexto, la firma mantendrá su estrategia de diversificar su portafolio en todos los rangos de precio a fin de facilitar a todos los usuarios la posibilidad de acceder a un equipo portátil, según su presupuesto y necesidad.

La compañía se prepara para introducir al mercado equipos más potentes y vanguardistas en todas sus familias de producto (Satellite, Satellite Pro, Tecra, Qosmio y Portégé).

Innovaciones. Para redoblar el nivel de seguridad, el fabricante planea integrar el sistema de reconocimiento facial junto con el lector de huella digital en algunos de sus modelos. “Aplicaremos mejoras a nuestro sistema de reconocimiento facial, por ejemplo, se tienen planes para incluir circuitos TPM que encriptarán la información permitiendo al usuario recurrir a mecanismos como el uso de contraseñas, huella digital, el rostro o una llave creada por una tarjeta SD para almacenarla de forma segura; en realidad las posibilidades en este campo son ilimitadas”, comentó Sócrates Huesca, Gerente de Producto de Notebooks y Proyectores de la División de Sistemas de Cómputo de Toshiba de México.Hacia finales de año, las portátiles de la línea corporativa integrarán discos duros de 640 GB, 750GB y de un Tera y ofrecerán una visión diferente en cuanto a diseño y mayor variedad de colores para elegir.

Contarán asimismo con estándares de protección física optimizados que minimizarán el impacto de derrames de líquidos, caídas, vibraciones y cualquier tipo de embate que enfrenten en el día a día. Incorporarán pantallas Led que ahorrarán energía suficiente para alargar la duración de la batería a 10 u 11 horas, así como una nueva tecnología de mouse multi touch, con una diversidad de prestaciones que agilizarán e incrementarán la productividad del usuario.

Pensando en el usuario altamente móvil que requiere tener conexión permanente, Toshiba trabaja actualmente en el diseño de una batería cuya recarga tomará sólo diez minutos.

Prestaciones ambientales. El aspecto ecológico tomará especial fuerza. La utilería de ecología o Eco-utility, instalada actualmente en las máquinas de la serie media alta se extenderá al resto de las líneas.

Esta utilería de software da al usuario la opción de desactivar, cuando así lo desee, ciertas aplicaciones y características para racionalizar y consumir lo menos posible el suministro eléctrico, sin sacrificar la velocidad de procesamiento que es lo que usualmente preocupa al usuario.

Los equipos corporativos integrarán adicionalmente herramientas de software que monitorearán el funcionamiento de los componentes del equipo como la batería, el ventilador, el procesador o el disco duro.

Con esta capacidad el sistema podrá predecir y alertar al usuario sobre posibles imperfecciones e indicará los ajustes a realizar para evitar una falla inminente o, en caso necesario, recomendará su traslado al taller de servicio para una revisión más exhaustiva.