Las compañías Etrion Corporation y Total S.A. construirán en el norte de Chile el Proyecto Salvador, planta de energía solar fotovoltaica de 70 megavatios pico (MWp).

La iniciativa, que se emplazará en la Región de Atacama, tendrá un coste de unos US$200 millones y será financiado en 70% mediante financiamiento de proyecto sin recurso con Overseas Private Investment Corporation (OPIC), mientras que el 30% restante será financiado por Etrion, Total y Solventus Energías Renovables de acuerdo a sus respectivos porcentajes de participación accionaria, tal como informaron las empresas.

Según los términos del contrato de compraventa, Etrion poseerá 70% de participación accionaria en el proyecto, Total 20% y Solventus Energías Renovables 10%.

La planta será construida por la filial de Total SunPower Corporation, SunPower, con la cual el proyecto también firmará un contrato a largo plazo y precio fijo para la operación y mantenimiento de la planta de energía solar.

Esta iniciativa se suma al proyecto que SunEdison, Inc. también desarrollará en la Región de Atacama, el cual comenzaría a funcionar en el primer trimestre de 2014 y sería la planta de energía solar fotovoltaica más grande de América Latina, al operar en 215 hectáreas y generar 100MWp.

En su momento, SunEdison, Inc informó el cierre de un acuerdo de financiación de deuda sin recurso de US$212,5 millones con IFC, institución que forma parte del World Bank Group, y OPIC. 

Detalles del proyecto. Las entidades estiman que la construcción de Proyecto Salvador comenzará durante el cuarto trimestre de 2013 y estará operativo, a más tardar, el primer trimestre de 2015. 

Además se espera que produzca 200 giga vatios-hora de electricidad solar al año, de acuerdo a lo informado por las entidades, quienes detallaron que eso es suficiente como para suministrar electricidad a unos 60.000 habitantes en el país sudamericano.

El proyecto, que se construirá en un terreno de 133 hectáreas, operará inicialmente en el mercado libre de energía y la electricidad producida será vendida en el mercado al contado y entregado al Sistema Interconectado Central (SIC), mientras que las instalaciones estarán conectadas a través de la infraestructura eléctrica de la Corporación Nacional del Cobre (Codelco).

"El Proyecto Salvador es un paso importante en el proceso de transformación de las capacidades de energía solar en el mundo. Este primer proyecto comercial confirma que la energía solar es cada vez más competitiva frente a otras fuentes energéticas convencionales", declaró Philippe Boisseau, presidente de Marketing y Servicios y Nuevas Energías y miembro del Comité Ejecutivo de Total, quien agregó que "la electricidad fotovoltaica es una propuesta conveniente en Chile debido a la gran cantidad de irradiación solar recibida a diario en esta región".