Orlando. Toyota Motor Corp está considerando aumentar los incentivos y extender un programa de garantía para combatir los temores de los consumidores sobre una creciente crisis de seguridad en sus vehículos, dijo una fuente cercana a los planes en desarrollo.

Toyota, aquejada por el mayor retiro de automóviles en su historia, está discutiendo una serie de opciones con los concesionarios estadounidenses para dar soporte a las ventas, incluyendo los actuales U$1.000 en incentivos en efectivo en retorno para sus clientes.

Según la agencia Reuters, los actuales US$1.000 en bonos de "fidelización" de Toyota igualan los incentivos ofrecidos por General Motors, Ford Motor, Chrysler y Hyundai Motor para atraer clientes.

Otras opciones que Toyota está considerando incluyen un programa de mantención gratuita -como cambios de aceite y servicios regulares de millaje- y un nuevo sistema de garantía que al menos iguale el liderazgo de mercado de 10 años de garantía de Hyundai o 100.000 millas, dijo la fuente.

Toyota ofrece actualmente una garantía de cinco años o 60.000 millas, según su sitio en internet. También brinda una garantía de tres años de cobertura básica para "todos los componentes aparte del desgaste natural y artículos de mantención".

La fuente se negó a ser identificada debido a que el plan no ha sido divulgado públicamente y sus detalles no han sido finalizados.

La portavoz de Toyota Celeste Migliore dijo que la compañía está revisando varias opciones para seguir siendo competitiva cada mes, aunque se negó a comentar detalles.

Don Esmond, vicepresidente de alto rango de Toyota Motor Sales, dijo a Reuters en una entrevista el sábado que Toyota considerará "incentivos competitivos" para atraer clientes y tomaría medidas para reforzar la marca.

Las ventas de Toyota en Estados Unidos cayeron 16% en enero, al nivel más bajo en más de una década, luego de que suspendió la oferta de sus automóviles insignes para revisiones de seguridad, incluyendo los modelos Camry y Corolla.