Tokio. Toyota Motor Corp está recortando la producción de su modelo híbrido Prius en 10% a partir de este mes debido a una retracción de las ventas desde un máximo del año pasado, dijo el lunes a Reuters una fuente de una firma del grupo.

Toyota, la mayor automotriz del mundo, había estado fabricando unos 50.000 unidades del Prius al mes en dos fábricas japonesas desde que debutó la versión de tercera generación en mayo último.

Esa cantidad se achicará a 45.000 unidades a partir de marzo, dijo la fuente, que declinó de ser identificada porque Toyota no revela ese tipo de planes.

Las ventas globales del Prius siguen creciendo respecto del mismo período del año anterior, pero en febrero cayeron alrededor de 40% en Estados Unidos en comparación con el máximo de octubre.

El Prius de tercera generación ha liderado el ránking de grandes ventas en los últimos nueve meses gracias a subsidios e incentivos tributarios generosos para los modelos que ahorran combustible. Los clientes que encargan uno hoy todavía tienen que esperar más de tres meses para su entrega, lo que de todos modos es menos que los ocho meses al momento de su lanzamiento.

Este lunes, el diario de la industria Nikkan Kogyo Shimbun dijo que Toyota también produciría al Prius en una tercera planta japonesa a partir de septiembre para acortar el tiempo de entrega a los clientes. Planea fabricar otras 6.000 unidades al mes en la planta Motomachi en el centro del país.

Esa fábrica había producido la versión de primera generación, lanzada en 1997. El portavoz de Toyota, Paul Nolasco, negó al reporte. "El panorama para la demanda del Prius es incierto y no hemos tomado ninguna decisión de elevar la producción, ni de la locación para tal medida," dijo.

Toyota ha suspendido indefinidamente la terminación de una planta de ensamblado en Mississippi destinada para la producción del Prius ya que la crisis financiera global aplastó las ventas en todo el mundo.

Mientras tanto, la fábrica Tsutsumi de Toyota y otra planta en la unidad Toyota Auto Body Co han trabajado horas extras para producir el Prius y Toyota había considerado internamente en enero sumar producción en la planta Motomachi en septiembre.

Pero la fuente del grupo dijo que el plan podría ser retrasado dado que una crisis que ya supuso el retiro de más de 8 millones de vehículos Toyota y Lexus en todo el mundo pone en duda a una recuperación de las venta.

Toyota ha lanzado un retiro voluntario del último Prius para solucionar una falla en los frenos y un retiro paralelo de la versión anterior por el riesgo de que las alfombras podían atorar al pedal del acelerador, generando la aceleración involuntaria.