Pekín. El presidente de Toyota Motor Corp, Akio Toyoda, ofreció el lunes una disculpa sincera a los consumidores chinos por el enorme retiro de vehículos, que ha tenido un impacto limitado en ese mercado.

Los consumidores de China no precisan preocuparse por las marcas Prius y Lexus debido a que las partes defectuosas detrás de los retiros no son usadas en China, dijo Toyoda ante una sala con más de 300 periodistas en Pekín.

Los problemas de Toyota han sido relativamente limitados hasta ahora en China, donde la firma ha retirado 75.552 vehículos RAV4 debido a fallas en los aceleradores.

Se reportó que Toyoda voló directamente de Estados Unidos a China para reunirse con funcionarios del Gobierno y reporteros locales, lo que subraya la importancia de un mercado automotor que sobrepasó a Estados Unidos el año pasado como el más grande del mundo.

Toyoda fue duramente cuestionado por legisladores estadounidenses la semana pasada debido a una serie de retiros que han deslucido la marca de la automotriz y su reputación de calidad, en particular en Estados Unidos, su mercado más grande.