Bruselas. La Comisión Europea dijo el domingo que iba a establecer un grupo que evalúe el impacto económico de la nube de ceniza volcánica originada en Islandia y dijo que cualquier medida que se tome en el bloque debe ser coordinada de forma adecuada.

"La nube de ceniza volcánica ha creado una situación sin precedentes", dijo en un comunicado el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

"He pedido a (el comisario de Transporte de la UE, Siim) Kallas que coordine la respuesta de la comisión y evalúe por completo el impacto en la economía de la situación creada por la nube de ceniza volcánica, y la industria de viajes aéreos en particular. Es importante que todas las medidas sean consideradas y coordinadas a nivel europeo", sostuvo.

Barroso dijo que Kallas contaría con la ayuda del comisario de Competencia y Ayuda Estatal, Joaquín Almunia, y del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.

Añadió que había pedido a Kallas que contemplara la posibilidad de celebrar una reunión extraordinaria, o una videoconferencia, de ministros de Transporte de la UE para evaluar la situación.

Anteriormente, la presidencia española de la UE dijo que los encuentros ministeriales que iban a celebrarse el lunes habían sido pospuestos por las cancelaciones de vuelos por la nube de ceniza.

Entre esas reuniones figuraban la de titulares de Agricultura y Pesca de la UE, que iba a ser en Luxemburgo, y la conferencia entre la UE y Croacia sobre la candidatura de esta última a acceder a la UE, en Bruselas, dijo la presidencia.

La reunión de ministros de Telecomunicaciones en Granada el lunes seguía adelante, dijo la presidencia.