Vigo. Los ministros de la Unión Europea prometieron este miércoles revisar para el próximo año su política de apoyo a la pesca, de 840 millones de euros anuales, con el objetivo de evitar la sobrepesca y hacer más sostenible la industria.

Sólo en aguas británicas, los científicos estiman que las reservas han caído en 94% en los últimos 118 años, y afirman que la pesca comercial cambió sustancialmente los ecosistemas del fondo marino, llevando al colapso de muchas especies.

Los grupos ecologistas dicen que la Política Pesquera Común (PPC), cuya reforma está prevista para 2012, ha dejado exhaustos los caladeros con el incremento de la flota pesquera de Europa, la tercera del mundo.

Greenpeace ha pedido que la UE reduzca su flota y designe 40% de las aguas comunitarias como reservas marinas protegidas.

"Necesitamos un cambio en nuestra política", dijo a periodistas la comisaria de Pesca de la UE, Maria Damanaki, tras una reunión de los ministros del bloque en Vigo, centro de la industria pesquera gallega.

"Tenemos grandes problemas con la sobrepesca y la capacidad excesiva en toda Europa y tenemos que hacer frente a estos problemas", indicó.

La ministra Elena Espinosa, representante de España a cargo de la presidencia del bloque este semestre, dijo que la UE tenía previsto distinguir entre la pesca a pequeña escala y la industrial en la nueva versión de la PC.

"Otra de ellas (de las propuestas) es la creación de un fondo específico para la pesca a pequeña escala", dijo.

Escepticismo ecologista. Según el Pew Environment Trust, España es el principal receptor de los fondos de pesca nacionales y de la UE, representando 46% del total del bloque entre 2000 y 2006.

Damanaki añadió que la UE estaba considerando introducir los "Derechos Internacionales Transferibles" (ITR), que permitirían que compañías de un país miembro compren las cuotas de pesca de otro.

"Es una herramienta muy buena para afrontar el exceso de capacidad a nivel nacional", dijo. "Si introducimos los ITR a nivel nacional, lo haremos con salvaguardas para evitar la concentración de los derechos y la eliminación de embarcaciones pequeñas", añadió.

La definición "pequeña escala" aún debe ser acordada, pero las actuales estimaciones dicen que los barcos más chicos representan 80% de la flota pesquera de la UE.

"Si la comisión propone el apoyo a la modernización de los barcos, está contribuyendo a mantener el exceso de capacidad y la reducción drástica de los recursos pesqueros de la UE", dijo Markus Knigge, portavoz del Pew Environment Trust.

Los últimos datos de la UE mostraron que la pesca y el procesado daban trabajo a 229.702 personas en 2004. La flota de la UE capturó 4,44 millones de toneladas de pescado en 2006, por un valor de 6.700 millones de euros, la tercera mayor del mundo detrás de China y de Perú.