Bedford, EE.UU. Los consumidores de América Latina conocen las amenazas del phishing, pero informan niveles más altos de ataques de phishing a medida que las tácticas se vuelven más sofisticadas, según revela la Encuesta mundial sobre seguridad del consumidor en línea del año 2010 (2010 Global Online Consumer Security Survey), según los datos entregados por RSA, la división de seguridad de EMC.

Entre los consumidores de América Latina, el 65% indicó que conocía los ataques de phishing, un porcentaje algo menor que la respuesta del total de los consumidores encuestados (76%). Además, en comparación con otras regiones del mundo, los consumidores de América Latina demostraron un mayor nivel de preocupación por los ataques de phishing. Más consumidores de América Latina (59%) indicaron que estaban “muy preocupados” por la amenaza del phishing, en comparación con EE. UU. (37%) y Europa (29%).

Sin embargo, uno de los descubrimientos más importantes de la encuesta fue el porcentaje de consumidores en América Latina que había sido víctima de un ataque puntual de phishing, que generalmente se inicia por correo electrónico. En la región, el 31% asegura haber sido víctima de un ataque de phishing y, de todos los consumidores de los países de América Latina, Brasil informó el porcentaje más alto (41%), seguido por Perú (31%), México (30%), Chile (29%) y, finalmente, Colombia (24%).

“No es sorprendente que más consumidores hayan sido víctimas de estafas de phishing. Este aumento se puede atribuir a la mayor sofisticación de parte de los delincuentes informáticos, que incluye, entre otras tácticas, redacción mejorada y capacidad de crear un sitio web falso prácticamente igual a uno legítimo, como el de un banco o un medio de noticias”, señaló Roberto Regente hijo, Vicepresidente del área de América Latina. “Estos delincuentes informáticos también son muy adeptos a la ingeniería social y captan víctimas mediante ataques de phishing oportunistas, que se lanzan en época de primicias relacionadas con personas famosas, atletas profesionales o eventos mundiales serios. En estos casos, las personas son atraídas a sitios web infectados con malware o a sitios web falsos con un diseño muy similar al de un sitio genuino”, dice.

Las preocupaciones de los consumidores en relación con la seguridad se traducen en un importante deseo de obtener protección de identidad en niveles. Los servicios bancarios en línea continúan proporcionando altos niveles de conveniencia para los consumidores, con acceso rápido a cuentas de ahorros y cheques, pago automático de facturas, transferencias de fondos y otras transacciones financieras.

Con una mayoría abrumadora, el 94 % de los consumidores de América Latina demostró preocupación ante la posibilidad de que se obtenga acceso a su información personal o de que se robe dicha información en un sitio bancario en línea, en comparación con las personas que usan portales médicos (66%), sitios web gubernamentales (75%) y sitios web de redes sociales (79%). Como consecuencia de las preocupaciones en relación con los sistemas bancarios en línea, el 90% de esos mismos encuestados también afirmó que los bancos deberían implementar un método de seguridad más sólido que el uso de un nombre de usuario y una contraseña para iniciar sesión en el sistema bancario en línea. De manera prácticamente unánime, el 96% afirmó que espera que los bancos monitoreen las transacciones en línea.

La expectativa de una mayor seguridad entre los consumidores de América Latina supera ampliamente el promedio mundial. Cuando se consultó a los consumidores de América Latina acerca de la manera en que incidiría una mayor seguridad en la confianza que tienen en las transacciones en línea, el 96% señaló que tendría más confianza y el 76%, que tendría “mucha más confianza”. Este porcentaje es mucho mayor en comparación con otras regiones, como EE. UU. (solamente un 42%), Australia (50%) y Asia (45%).

Recientemente, las entidades gubernamentales de Chile, Colombia, México y Perú emitieron reglamentaciones para los sistemas bancarios en línea, las cuales exigen métodos de autenticación más seguros. Una de las posibles objeciones de los bancos contra la implementación de una autenticación sólida es el impacto en la experiencia de los clientes.

El 95% de los encuestados de Chile, Colombia, México y Perú respondió favorablemente en relación con las reglamentaciones gubernamentales que exigen una mayor seguridad en las operaciones bancarias en línea y, en toda la región, el 89% se mostró dispuesto a realizar pasos adicionales, si fuera necesario, en el inicio de sesión a fin de sentirse más protegido. En Brasil, el único de los países que participaron en la encuesta en el que no existía este tipo de reglamentaciones, el 95% de los encuestados sostuvo que aprobaría la implementación por parte del Gobierno de una reglamentación que exigiese seguridad adicional en los sistemas bancarios en línea.

Metodología. Más de 950 encuestados de América Latina participaron en el sondeo, en representación de Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. Todos los encuestados eran usuarios en línea activos y, durante el mes previo a la encuesta, el 92% realizó una transacción bancaria en línea y el 80% realizó una compra en línea. La encuesta fue realizada en octubre de 2009 por la empresa de investigaciones de mercado InfoSurv.