Una explosión en un oleoducto de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) dejó este domingo al menos siete personas heridas en el centro de México, un accidente que según la petrolera podría haberse producido por una toma clandestina.

A través de las redes sociales, Pemex informó que la fuga de crudo y el incendio se produjo en el oleoducto Nuevo Teapa-Venta de Carpio-Tula, en el municipio de Tonanitla (Estado de México), en el centro del país.

"El suministro de crudo por el oleoducto fue suspendido de inmediato. Los indicios apuntan a que el incidente se debió a una toma clandestina", apuntó la compañía en un mensaje.

Aunque la empresa no ofreció una cifra de heridos, la prensa local asegura que al menos siete personas estarían heridas.

Según explicó en una entrevista el alcalde de Tonanitla Miguel Martínez, los heridos son elementos de la policía municipal y de protección civil que se desplazaron al lugar para sofocar el incendio.

En otro mensaje, la petrolera estatal aseguró que el incendio ya ha quedado sofocado.