Bruselas. Microsoft logrará la aprobación incondicional de la Unión Europea para su histórico acuerdo de búsquedas con Yahoo, con el que ambas empresas esperan retar al líder del mercado, Google, dijeron el viernes fuentes familiarizadas con la situación.

En julio del año pasado, el gigante del software y la empresa de internet firmaron un acuerdo a 10 años para asociarse en las búsquedas en la red, aunque el plan debía recibir el visto bueno de los reguladores para entrar en vigor.

La Comisión Europea, que vela por la competencia en los 27 países de la Unión Europea, se impuso una fecha límite del 19 de febrero para aprobar o bloquear el acuerdo.

La comisión puede extender el plazo y buscar que las empresas apliquen cambios si cree que la transacción podría perjudicar a competidores o consumidores.

El viernes era el último día para que Microsoft entregara este tipo de propuestas, pero la empresa no lo hizo, según una de las fuentes.

"Espero que tenga el visto bueno el próximo viernes sin tener que hacer ninguna concesión", dijo la fuente.

Según expertos, cualquier preocupación de los reguladores sería mínima, dado el dominio de Google, que tiene el 90 por ciento del mercado mundial de búsquedas, frente al 7,4 por ciento de la unión entre Yahoo y Microsoft, de acuerdo con los datos de noviembre de la empresa de seguimiento de Internet StatCounter.

En un cuestionario enviado en enero a rivales y asociaciones de consumidores al que tuvo acceso Reuters, Bruselas les preguntaba si la fusión permitiría a Microsoft competir mejor con Google.

Google abandonó su propio acuerdo de publicidad con Yahoo en el 2008 ante la presión del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Microsoft se oponía a este acuerdo.

En diciembre, la compañía de Bill Gates puso punto final a una batalla legal de 10 años con la Comisión Europea al permitir a los consumidores tener un mejor acceso a navegadores rivales en su sistema operativo Windows.