Uruguay busca potenciar y desarrollar a través de la formación de profesionales y la difusión de sus "atractivos naturales" el turismo rural, un sector "aún poco destacado" pero que forma parte "del modo de vida del país", según informaron este sábado a Efe fuentes oficiales.

La directora general del ministerio de Turismo, Hyara Rodríguez, apuntó que el trabajo desarrollado por el Gobierno de su país para "desestacionalizar" el turismo, muy vinculado al sol y playa y a los meses de enero y febrero, cuando Uruguay se ve inundado de visitantes, fundamentalmente argentinos y brasileños, está teniendo "éxito" y que la idea es "extender" al campo esa iniciativa.

Rodríguez se expresó así en el pabellón del ministerio de Turismo en la ExpoPrado 2013, la mayor y más antigua feria ganadera del país que sirve como punto de encuentro entre el campo, cuya industria agropecuaria es el motor económico de Uruguay, y la ciudad de Montevideo, donde reside la mitad de sus 3,3 millones de habitantes.

"Poco a poco los uruguayos aprendemos a valorar lo que tenemos, nuestra tranquilidad, el horizonte lejano, el canto de los pájaros, el hecho de tener un clima benéfico, sin inviernos ni veranos muy crudos, las grandes extensiones donde pastan los animales naturalmente, esas cosas que formaron parte de nuestra vida desde siempre está empezando a ser valorada por esos habitantes", señaló la alta funcionaria.

Así, Rodríguez apuntó que cada vez se están capacitando más actores locales en el interior del país para desarrollar este tipo de turismo

"No basta con la natural simpatía del campo uruguayo, sino que hay que capacitase. Y en eso también se embarcó el ministerio para formar a la gente, que tiene que saber como se presta un servicio de alta calidad a un turista que es exigente. El mundo es calidad y Uruguay tiene las posibilidades de ofrecer turismo no solo natural sino también de alta calidad", añadió.

Junto a esto, Rodríguez destacó la voluntad de desarrollar el turismo local, dado que "gracias al desarrollo económico del país y el alto nivel de empleo" que existe, ahora los uruguayos tienen la capacidad de disfrutar "del derecho al esparcimiento".

En ese sentido destacó el trabajo realizado durante la ExpoPrado, en donde en el puesto del ministerio cada departamento del interior del Uruguay puede presentar sus ofertas turísticas para el público montevideano, particularmente sus fiestas tradicionales.

"Uruguay está partido en dos, entre campo y ciudad, entre la capital y puerto y la gente del interior. Queremos que el turismo de cada departamento tenga una vidriera para el turismo interno y nos interesa que se profundice", culminó.

Según datos oficiales, el turismo es la actividad económica más importante de Uruguay desde el punto de vista individual, pues representa el 7% del PIB y genera unos US$2.000 millones al año.

En 2011 el país logró su récord histórico de visitantes con cerca de 3 millones, una cifra que el año pasado casi repitió al situarse en 2.845.000 y que contrasta con los 1.917.000 millones de visitantes recibidos en 2005.