Montevideo. El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, postergó la implementación de un plan que entregará servicios de telecomunicaciones a los sectores de  menores ingresos y cuyos términos eran resistidos por algunos sectores del oficialista Frente Amplio (FA).

El plan Cardales pretende llevar a todos los hogares, en especial los de menos recursos, el servicio denominado triple-play: TV por cable, internet y telefonía básica, a través de un mismo hilo conductor, consigna El Observador.

Sin embargo, un amplio sector de la coalición gobernante de centroizquierda cuestionó que el plan permitiera que los privados entregaran los tres servicios, perjudicando a la estatal Administración Nacional de Telecomunicaciones (Antel).

Según el diario Últimas Noticias, Vázquez decidió tomar medidas que aseguren el cumplimiento del principio de igualdad y que elimine los acuerdos que sólo apuntan al lucro de las empresas privadas.

La implementación del plan deberá ser resuelta por Mujica, que sería partidario de que el plan tuviera precios simbólicos o gratuitos para los sectores de menores recursos.