Montevideo. El Estado uruguayo recibiría ganancias anuales por US$1.000 millones  en caso de confirmarse los indicios de yacimientos de hidrocarburos en su plataforma marítima, estimó una fuente de la empresa estatal de combustibles Ancap.

"Son valores muy grandes para un escenario de producción futura con una proyección conservadora", indicó el gerente de Exploración y Producción de Ancap, Héctor de Santa Ana, en declaraciones publicadas este martes en el diario local "El Observador".

"Asumiendo una probabilidad de hallazgo que está por el 10% del potencial que proyecta la Secretaría de Energía de Estados Unidos, esto le supondrá al Estado uruguayo ingresos libres anuales por 1.000 millones", enfatizó.

Desde su punto de vista, "esto va a desencadenar una participación importante en el PIB (Producto Bruto Interno). No obstante, para ello será necesario que exista continuidad en los estudios y trabajos de exploración".

En 2012, el PIB uruguayo se calculó en US$53.500 millones. Santa Ana aseguró que entre 2016 y 2018 se sabrá si existen yacimientos explotables comercialmente en la plataforma marítima.

"Si todo avanza como está previsto, el año donde comenzarán a generarse los resultados de los primeros pozos del mar será el 2016", señaló el funcionario.

"En tanto, para el 2018 tendríamos un volumen de información más que suficiente para definir nuestro potencial de hidrocarburos en el mar", añadió.

Aclaró que se trata de "un proceso de muy largo aliento que hay que mantenerlo con la llama siempre encendida".

Uruguay confirmó este mes la presencia de hidrocarburos en tierra firme (departamento de Salto, norte del país) aunque en niveles todavía no aptos para su explotación comercial.

Un consorcio integrado por YPF y la brasileña Petrobras ya trabajan en la explotación de dos bloques marítimos en el océano Atlántico.

El año pasado, el gobierno adjudicó otras ocho áreas a las británicas BP y BG, la francesa Total y la irlandesa Tullow Oil. Ancap y la estadounidense Shuepbach Energy llevan a cabo exploraciones en el centro y norte del país.

Hasta el momento Uruguay carece de reservas de hidrocarburos y debe importar todo el crudo y el gas que consume.