Nueva York. US Airways se desplomaba este martes más de 10% en la bolsa de Nueva York (NYSE), después de que el Departamento de Justicia de EE.UU. presentara una demanda contra su fusión con AMR, la matriz de American Airlines, con la que buscaban crear la mayor aerolínea del mundo.

Dos horas y media después del inicio de la sesión en Wall Street, los títulos de US Airways, la cuarta compañía aérea del país, caían 10,68% ó US$2,01 para cambiarse por US$16,81 cada uno, aunque desde enero acumulan una subida del 24,8%.

Por su parte, American Airlines (la tercera aerolínea del país), dejó de cotizar en la bolsa de Nueva York tras declararse en suspensión de pagos a finales de 2011, pero se despeñaba 48% en los mercados secundarios, donde sus acciones se negociaban a US$3.

Ese batacazo se producía poco después de que el Departamento de Justicia estadounidense presentase una demanda para bloquear la fusión entre ambas aerolíneas, valorada en US$11.000 millones, por considerar que "reduciría sustancialmente la competencia en el transporte aéreo".

"El transporte aéreo es vital para millones de consumidores estadounidenses que vuelan con regularidad tanto por negocios como por placer", indicó el Fiscal General de EE.UU., Eric Holder, al anunciar esta querella, que afirma que la fusión se traduciría en billetes más caros y menores servicios.

El Departamento de Justicia recordó que, de salir adelante la fusión entre AMR y US Airways, cuatro compañías controlarían el 80% del mercado de transporte aéreo estadounidense.

Según explicaron las empresas al anunciar su fusión en febrero, la nueva firma contaría con una facturación de cerca de US$40.000 millones anuales, unos 94.000 empleados, 6.700 vuelos diarios a 336 destinos en 56 países, y un tráfico aéreo superior al de la hasta ahora mayor aerolínea del mundo, United Continental