Reynosa.- En su visita a México, en representación del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para la inauguración oficial del cruce fronterizo "Anzaldúa", que une las ciudades de Reynosa y Mission Texas, el embajador estadounidense Ron Kira dijo que esta nueva vía de comunicación permitirá incrementar los resultados en materia de comercio.

El puente funcionará como símbolo de conexión entre estas regiones, así como también fomentará el intercambio cultural entre ambas naciones, según lo publicado por El Financiero.

Kira añadió que este nuevo puente internacional, cuyo costo superó los US$100 millones, permitirá que la economía de ambos países siga creciendo durante los próximos años.

Recordó además que México mantiene lazos comerciales con 22 estados norteamericanos y que la nueva vía permitirá el crecimiento en este sentido.