Caracas. La tranquilidad volvió a los centros comerciales. En una hora de reunión, el vicepresidente de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Afines (Cavececo), José Francisco Mata, logró demostrar, con cifras, al vicepresidente de la República, Ramón Carrizález, y al ministro para la Energía Eléctrica, Ángel Rodríguez, que los "malls" estaban ahorrando energía desde octubre de 2009, incluso tres meses antes de publicarse la Gaceta Oficial 39.332.

En total, los números de Mata dejaron ver que el ahorro de luz en los centros comerciales ha sido de 20%, lo que lo ubica en el nivel que solicitó el presidente Hugo Chávez la noche del 22 de octubre de 2009, durante un consejo de ministros.

Con esa prueba, Carrizález aclaró ayer en una rueda de prensa que los servicios de salud, oficinas, centros educativos, de comida, estacionamientos y lugares nocturnos de entretenimiento que se encuentren dentro de los centros comerciales continuarán funcionando en el horario al que estaban acostumbrados antes de la resolución, desde antes de las 11 de la mañana.

También explicó que las tiendas de ropa o de venta de electrodomésticos, entre otros, sí deberán paralizar sus actividades comerciales a las nueve de la noche.

Más tarde, fuera de la rueda de prensa, el ministro Rodríguez explicó que la resolución habría sido malinterpretada por los comerciantes y que, por ende, los empleados que deban ocupar sus puestos de trabajo antes del horario de la resolución -11 de la mañana- podrán hacerlo. Para ellos, habrá luz desde más temprano.

El vicepresidente de Cavececo agregó a la explicación de Rodríguez que incluso después de las nueve de la noche el consumo en los "malls" experimenta una reducción en el gasto de energía eléctrica que, de acuerdo con el centro comercial, puede estar entre 50% y 80%.

Conclusión: todo volvió a la normalidad. Básicamente, no pasó nada.

Por el embalse. Ante la pregunta "¿para qué sirvió la resolución entonces?", el ministro para la Energía Eléctrica, Ángel Rodríguez respondió que "con la medida tratamos (de) que el embalse se vacíe en cinco meses y no en dos".

Según el representante de esta cartera, de no haberse tomado decisiones, el agua de la central hidroeléctrica hubiese durado hasta febrero de 2010.

"Se puede vaciar dentro de dos meses si no asumimos el ahorro de 20% y todas las medidas que estamos haciendo", explicó. Agregó que la estrategia de reducción del consumo energético en el país pretende sortear los cinco meses de sequía que quedan para que llegue el período de lluvias. "Lo que tratamos es que se vacíe lo más lento posible".

Tanto el ministro como el vicepresidente de la República afirmaron que el Guri está en evaluación permanentemente. Rodríguez aseguró que si en ocho meses el nivel del agua no sube "tendremos que afincar las medidas. Es una situación de seguridad".

En declaraciones de ayer a la Agencia Bolivariana de Noticias, el ministro Ángel Rodríguez habló además de las medidas de ahorro que se están aplicando en los organismos del sector público. Entre otras cosas, planteó que deben ser usados menos los ascensores, aires acondicionados y que se debe cambiar el sistema de iluminación.

También dijo que en ministerios e instancias del Gobierno se han constituido equipos de gestión energética que trabajan en un plan coordinado con las filiales encargadas del suministro eléctrico para que se cumpla la meta de ahorro de 20% de energía y así el sector público pueda dar el ejemplo.

El reconocimiento. El vicepresidente Ramón Carrizález comenzó su declaración dejando ver su agrado por el trabajo y la comprensión manifestada por Cavececo ante el problema eléctrico del país. "Se está generando un cambio en los patrones de consumo de energía".

Con las cifras de Cavececo frescas en la mente, no tuvo más que reconocer el esfuerzo hecho por los centros comerciales desde octubre. "Se organizaron y han estado trabajando para disminuir el consumo y han mostrado sus números de caída con el apagado de equipos en servicio y de las luces. También han implementado planes para generar electricidad y disminuir el consumo".

Sin embargo -además de las aclaratorias sobre la resolución-, de la reunión entre Cavececo, el vicepresidente de la República y el ministro Angel Rodríguez quedaron establecidos algunos compromisos.

Entre ellos, José Francisco Mata explicó que los centros comerciales están comprometidos con apoyar la campaña de concientización sobre el racionamiento eléctrico que lleva de la mano el Gobierno.

El vicepresidente de Cavececo dijo que podrían hacerlo a través de las pantallas del cine, vallas y anuncios dentro de los centros comerciales.

Mata agregó que como otro aporte, ya algunos establecimientos comerciales están haciendo planes para el uso de formas alternativas de energía, como la solar, a través de la compra de paneles con los que se alimentarán avisos luminosos y vallas. Además, está planteado el cambio de variadores de frecuencia que permitirán disminuir los picos de electricidad al momento de encender las bombas.

"Esto aumentará el piso de 20% de ahorro energético que se está estimando".

Por su parte, el vicepresidente Ramón Carrizález también se comprometió en nombre del gobierno. Estimó que para el 30 de marzo de 2010 deben haber cambiados 50 millones de bombillos incandescentes por ahorradores en el país.

Planteó además que continuarán las reuniones, ahora con los industriales para evaluar las reducciones de energía que puede implementar ese sector.