Caracas. El gobierno de Venezuela anunció este jueves que el país registra avances en la normalización de su producción y distribución de energía eléctrica, con la ejecución de planes este año para solventar los problemas que afectan al sector desde 2008.

El ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, informó en rueda de prensa que desde el pasado 1 de mayo han sido incorporados el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) 1.070 megawatts (MW) de energía, a través de labores de mantenimiento.

Venezuela cuenta con una capacidad instalada de generación eléctrica de 27.495 MW, pero a principios de este año sólo 16.900 MW estaban disponibles y otros 10.996 MW se encontraban en mantenimiento, según datos del despacho eléctrico.

Chacón recordó que al asumir la cartera a finales de abril pasado se comprometió a  incorporar 1.000 MW a la producción efectiva nacional hasta mayo último.

"Superamos la meta, pero esto no se queda aquí. Mañana (viernes) vamos a El Vigía (estado de Mérida, suroeste) para dar arranque a la planta del complejo 'Luis Zambrano' para un aporte de 180 MW", indicó.

El ministro de Energía Eléctrica agregó que en agosto, de acuerdo con el plan de ejecución, debemos estar prendiendo la turbina dos en el complejo "Fabricio Ojeda", en el mismo complejo en el estado Mérida.

Uno de los principales aportes a la cifra de 1.070 MW reincorporados a la producción nacional fue la puesta en funcionamiento esta semana de una unidad generadora de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar con capacidad para producir 360 MW por hora.

La central hidroeléctrica es la tercera más grande del mundo en capacidad de producción y se alimenta del curso del río Caroní, en el estado Bolívar (sureste).

El ministro Chacón también se refirió a otros dos puntos adicionales del plan de normalización del servicio eléctrico en Venezuela, como son la disminución de 1.000 MW en la demanda nacional y la reducción a la mitad de las interrupciones en el servicio.

El gobierno nacional señaló que el gran problema energético en Venezuela se debe un crecimiento exponencial de la demanda desde 1998, al incrementarse en 50% el consumo hasta 2012.

En los últimos meses se han desplegado campañas educativas para fomentar el ahorro de energía eléctrica residencial y se realizaron reuniones con grandes consumidores, como fábricas y centros comerciales, para definir estrategias de reducción del consumo.

Hasta ahora se ha logrado una disminución de 430 megavatios en el consumo y se sigue apuntando a la meta de reducir 1.000 MW en total.

En cuanto a los cortes eléctricos que afectan a los estados de Venezuela, el ministro Chacón aseguró que éstos se han reducido 47% hasta la fecha y reiteró que se trabaja para disminuirlas a la mitad del número durante la primera quincena de agosto.

Detalló que estos logros han sido posibles gracias a la ejecución de 90% del mantenimiento en las subestaciones de transmisión y la ejecución de 1.035 kilómetros de un plan de desmalezamiento y reparación en las líneas de transmisión.

El peor momento de las fallas eléctricas en Venezuela ocurrió entre mediados de 2009 y los primeros meses de 2010, cuando una fuerte sequía disminuyó la capacidad de producción hidroeléctrica y obligó a realizar cortes programados del servicio en todo el país.

La energía hidroeléctrica satisface el 70% de la demanda de energía eléctrica en Venezuela.