Caracas. A más de uno encontrará desprevenido el inicio del racionamiento del servicio eléctrico anunciado ayer por el presidente de la Electricidad de Caracas, Javier Alvarado, previsto a partir de la medianoche.

Los cortes del suministro eléctrico serán de un máximo de cuatro horas interdiarias, y con ciclos de dos semanas. Los rangos de horarios serán de las 12 de la noche a las cuatro de la mañana y de ocho de la mañana a las doce del mediodía. Los sectores que fueron agrupados en seis bloques, tendrán horarios diferenciados, y abarcarán a toda la Gran Caracas.

De la medida estarán exentos, el Metro de Caracas, las clínicas grandes y hospitales, estaciones de televisión, radio y prensa, aeropuertos, antenas y oficinas de servicios de entes públicos.

Los planteles educativos, la mayoría de clínicas y centros de salud, el alumbrado público, y los semáforos, no están fuera del alcance de la medida. En torno a las escuelas, el presidente de la eléctrica caraqueña indicó que entrarán en los cortes previstos y en sus bloques respectivos.

Medidas. Pese a que se esperaban anuncios a escala regional para dar a conocer las medidas que se extenderán a todo el territorio nacional, no ocurrió. Sin embargo, Alvarado informó que el racionamiento está programado hasta de mayo, previas evaluaciones.

Las acciones emprendidas por el gobierno pretenden:

-Una reducción del consumo de electricidad de 20% en los organismos públicos.

-La fijación de estándares de eficiencia mínimos para la importación de equipos de aire acondicionado.

-Incentivos para la instalación o recuperación de autogeneración, maximizando el uso de toda la generación disponible.

-Disminución del consumo en 20% para industrias pesadas y ligeras, centros comerciales y usuarios residenciales, cuya demanda supere los 2 megavatios.

-Sustitución del tipo de iluminación utilizada en vallas publicitarias y restricción del horario de encendido entre las 18.00 a 00.00 horas.

-Regulación del horario de suministro de energía a centros comerciales, casinos y salas de bingo.

-La disminución de 560 megavatios en las Industrias Básicas de Guayana, y la modificación temporal de trabajo en el sector oficial que será de 08.00 a 13.00.

En relación con los incentivos, el presidente de la EDC indicó que se mantienen conversaciones con los grandes consumidores privados para buscar los mejores esquemas que les permitan la incorporación de autogeneración o la recuperación de plantas existentes.

Los estímulos serían fiscales, asociados al costo del combustible o de asistencia técnica. Indicó que se están realizando visitas a estas empresas a fin de revisar sus plantas físicas.

En relación con el tema fiscal, Alvarado señaló que podrían incluirse algunos relativos a aranceles de equipos o reducciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Sin embargo, aclaró que los incentivos serán revisados por proyecto y se ajustarán a los más convenientes.

El salario de los trabajadores del sector público no sufrirá modificaciones, a raíz de la reducción de la jornada laboral producto del esquema de racionamiento. Alvarado, aseguró que lo que se busca es un plan de ahorro de energía preservando el salario.

La idea es incrementar el ahorro de potencia a escala nacional de 1.822 megavatios durante enero a 2.729 megavatios en mayo. Un ahorro que todavía sigue siendo poco más del déficit que hay de energía a escala nacional que gira en torno a 4.200 megavatios. Mientras que la demanda de energía a escala nacional está en el orden de 17.335 megavatios.

La cuota de reducción de la Electricidad de Caracas es de 200 megavatios la que iría retrocediendo hacia mayo a 130 megavatios, con la incorporación, durante el primer semestre del año, de una nueva planta de generación termoeléctrica "Picure" de 135 megavatios.

Origen. Estas medidas de ahorro eléctrico se enmarcan en una de las peores crisis que ha enfrenado Venezuela en materia de energía eléctrica.

La desinversión en el sistema eléctrico nacional, sumada al extendido periodo de sequía que mantiene a los embalses Guri en Guayana, y San Agatón en los Andes, funcionando a media máquina, viene a conformar un cuadro de enorme escasez de energía que ha obligado al Ejecutivo Nacional a aplicar medidas de racionamiento eléctrico a escala nacional.

Con el anuncio del recorte del servicio eléctrico, Javier Alvarado, informó que en la actualidad la EDC está usando sus generación a plena capacidad, aportando más bien al Sistema Eléctrico Nacional. Informó que la generación existente de la Gran Caracas es de 2.156 megavatios, y que en nuevos proyectos previstos para los próximos años se incorporarían unos 2.055 megavatios: 440 megavatios de la La Raisa; 1.080 megavatios de El Sitio; 135 megavatios Planta Picure y 400 megavatios la planta Arrecifes II.