Caracas. Aunque no descarta que la oferta de Colombia para vender electricidad a Venezuela pueda ser analizada por el gobierno nacional a fin de determinar su pertinencia, el ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, afirma que la vía escogida por el país vecino para realizar el ofrecimiento -a través de los medios de comunicación social- le resta seriedad a la propuesta.

En declaraciones ofrecidas a Unión Radio, el funcionario dijo sospechar la existencia de "una especie de concertación entre los medios que ya conocemos acá y el gobierno de Colombia", lo cual, a su juicio, tiene visos de ser "una operación política, tratando de poner a Venezuela a la defensiva".

El titular de la cartera eléctrica estima que si la propuesta era seria debió haber sido formulada por escrito, a través de "un documento al ministerio correspondiente, por parte del ministerio de origen", en el cual quedara claramente especificada la cantidad de electricidad disponible para la venta.

Sin embargo, Rodríguez dejó abierta la posibilidad de considerar la iniciativa de Bogotá. "Si hacen alguna oferta seria, concreta, le daremos una respuesta concreta", puntualizó.

El ministro Rodríguez Araque aprovechó para negar que el vicepresidente de la República, Elías Jaua, haya rechazado el ofrecimiento del vecino país, toda vez que el gobierno colombiano hasta ahora no ha informado de manera concreta en qué consistiría la negociación.

"Si la oferta es seria, podría contribuir a resolver una parte del problema, pero sería mínima porque lo más que nos ha vendido Colombia de electricidad ha sido 140 MW, pero el consumo está por 17.000 MW", comentó el ministro de Energía Eléctrica.

Asamblea Nacional está atenta. En la Comisión permanente de Energía y Minas de la Asamblea Nacional existe plena coincidencia con el planteamiento del ministro Rodríguez Araque en el sentido de evaluar una posible negociación con el gobierno de Álvaro Uribe -o con cualquier otro ofertante- para comprar electricidad.

Sin embargo, el vicepresidente del ente parlamentario, diputado Juan Carlos Dugarte (Psuv), sostiene que en los actuales momentos no sería necesario efectuar tales importaciones, pues en su opinión existe suficiente capacidad generadora en el país como para suplir las necesidades.

"La capacidad nominal está por el orden de los 24.000 MW y el pico de nuestro consumo está en 17.000, más o menos. De manera que todavía tenemos holgura en la capacidad generadora. El problema está en el embalse del Guri", explicó el legislador, quien recordó que existe expectativa por el regreso de la temporada de lluvias, prevista para mayo o junio.

El diputado Juan Dugarte fue consultado sobre la pertinencia de que Venezuela adelante gestiones para la adquisición de la electricidad colombiana en previsión de que las condiciones climáticas no resulten propicias en la época de lluvias.

"Si no llueve, si no se recuperan los niveles del Guri, habrá que tomar la decisión de comprarle energía a otro país que puede ser Brasil o Colombia, dependiendo de la oferta que presenten", indicó el diputado.

Y acotó que, en todo caso, habría que evaluar todas las opciones. "Ya el gobierno está trabajando con algunas alternativas para instalar plantas móviles termoeléctricas a fin de llenar la deficiencia que pudiera ocurrir en algún momento ante un eventual colapso o merma en la generación eléctrica del Guri".

A juicio de Dugarte, otras posibilidades que están siendo evaluadas tienen que ver con el suministro por parte de los gobiernos de China, Rusia o Brasil. De este último, señaló que "se puso a la orden" para venderle electricidad a Venezuela.

"Todas las opciones están en la mesa. Las evaluará el Gobierno y, de ser necesario, decidirá comprarle, o no, de acuerdo con la necesidad".