Dominar el segmento premium no es suficiente para Purina Venezuela. Sin descuidar este nicho -el más importante dentro de la categoría-, la empresa de alimentos para animales enfila sus baterías hacia el mercado masivo con el relanzamiento de K-nina. Con este producto espera captar 20% de participación en un área de negocio que representa 30% de las ventas totales de este tipo de insumo.

"Después de 10 años en el mercado, decidimos relanzar K-nina y darle un posicionamiento claro para competir en un segmento que sigue creciendo", afirma Adolfo Sierra, gerente de Mercadeo de la empresa, quien precisó que Venezuela es el primer país donde la firma propiedad de Nestlé reintroduce el producto, que para diferenciarse del alimento original, ahora asume el apelativo Gold.

El cambio no es casual. Sierra explica que en la última década se ha observado una evolución del mercado dada por la "humanización" de la mascota, lo que se traduce en una relación más cercana en la cual el propietario se preocupa más por la nutrición y el bienestar del animal.

De hecho, estudios recientes señalan que el mercado mundial de alimentos para mascotas ha crecido en promedio cerca de 10% interanual. No obstante, ese crecimiento en Venezuela es mucho mayor, y según un informe de la firma especializada en mercadeo Nielsen de 2011, se ubica en 100%.

Nueva por fuera y por dentro. Bajo esta premisa, Purina rescata K-nina, que está dirigido a ese público que busca un alimento balanceado y con un precio más accesible (entre 20% y 30% más barato) respecto a productos premium, categoría que representa 50% del mercado total.

Además del nuevo apellido, la fórmula de K-nina Gold varía en comparación con el producto original en sus tres variantes: carne con vegetales, pollo con vegetales y carne con cereales, todas disponibles en bolsas de dos, cuatro y 18 kilos.

"Es el único producto elaborado en el país con cinco tipos de croquetas, lo que aumenta la palatabilidad y lo hace más apetecible para la mascota", dice Sierra.

K-nina se elabora en la planta de Purina de La Encrucijada, Aragua. Sierra asegura que las instalaciones están en capacidad de suplir toda la demanda de esta y las demás marcas que ofrece la firma, e incluso podrían elevar un poco la producción para satisfacer el creciente aumento de las ventas.

Respecto a los inventarios de materia prima, Diana García, gerente de Marca, señaló que 90% de los insumos sonvenezolanos, razón por la cual no se tienen mayores problemas con el abastecimiento. "Incluso los empaques, que antes eran importados, son fabricados por un colaborador local", agregó.

Sobre este punto, Sierra recordó que desde el año pasado, Purina elabora localmente todos los productos que ofrece al mercado, incluido Proplan, alimento superpremium que hasta entonces había sido importado.