El ingeniero y consultor internacional del sector eléctrico, José Aguilar, asegura que el apagón que se produjo este martes desde las 12:47 pm es el mayor en la historia de Venezuela.

Desde 2008 no ocurría un apagón como éste. Ese año se registraron cuatro grandes fallas eléctricas: dos en abril, una en septiembre y una en octubre.

Aguilar indica que el evento se produce en momentos cuando la demanda de energía en el país se ubicaba en 17.200 megavatios (Mw). Además -señala el técnico-, Planta Centro que debía generar 1.400 Mw este martes solo aportó 490 Mw al Sistema Eléctrico Nacional.

Para sostener la exigencia eléctrica del país, Corpoelec decidió enviar más megavatios a través de las líneas de transmisión que salen del Guri. Por eso se produce una sobrecarga en la línea 765 Kv, en el tramo Guri-San Gerónimo.

Aguilar considera, sin tener acceso a la información oficial, que en ese tramo debió ocurrir otro problema -puede ser a nivel de subestación- que agravó la falla y produjo luego que se activaran los sistemas de protección de subestaciones de transmisión y de plantas de generación termoeléctrica en el país, lo que en conjunto ocasionó el apagón.

El análisis de Aguilar coincide con el realizado por Miguel Lara, ex gerente de la Oficina de Planificación del Sistema Interconectado (Opsis). Se superaron los límites.

"El disparo de cualquier línea del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) no debe ocasionar un colapso del mismo a menos que se esté violando el valor seguro de operación", destaca Lara.

Al experto le preocupa la magnitud que está teniendo el racionamiento eléctrico en Caracas, porque puede indicar que fallaron los sistemas de separación automática, que desconectan a la capital del resto del SEN.

"Este evento puede ser también una señal de que varias de las unidades de generación ubicadas en la Gran Caracas estaban fuera de servicio o resultaron insuficientes para atender la demanda nacional", sostuvo.