Buenos Aires. La siderúrgica argentina Ternium informó el miércoles que el gobierno venezolano realizó con retraso un pago de US$300 millones relacionados con su compra decretada en el 2008 de la unidad venezolana de la compañía siderúrgica, Sidor.

Una empresa holding del gobierno venezolano realizó el pago de US$158,2 millones adeudados en el primer tramo, y un prepago obligatorio por US$142 millones adeudado en el segundo tramo, indicó Ternium en un comunicado.

Venezuela no ha hecho un pago programado para el 8 de febrero y también permitió que expire el período de gracia para pagar la deuda, que forma parte de los US$1.970 millones que el presidente Hugo Chávez acordó pagar por la nacionalización de Sidor, la planta siderúrgica más grande de Venezuela.

Ternium era dueña de un 60% de Sidor, mientras que el gobierno era dueño del 20% y los trabajadores controlaban el 20% restante. El gobierno anunció abruptamente la nacionalización tras un enfrentamiento persistente entre la gerencia y los sindicatos sobre temas salariales.