Caracas. Venezuela recibió ofertas de dos consorcios por los tres proyectos que involucra la licitación de crudo pesado Carabobo, en la Faja Petrolífera del Orinoco, dijeron fuentes involucradas en el proceso.

Carabobo, la primera oferta petrolera que convoca el país latinoamericano en una década, contempla el desarrollo de tres proyectos para producir y mejorar hasta 400.000 barriles por día (bpd) cada uno, en los que la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) tendrá la mayoría accionaria.

"Recibimos ofertas en cada una de las áreas", dijo una de las fuentes, quien pidió anonimato porque la licitación está en curso.

Los únicos consorcios que entregaron ofertas son el integrado por la española Repsol, la india ONGC y la malasia Petronas, y el configurado por la estadounidense Chevron, la venezolana Suelopetrol y tres firmas japonesas, dijo una de las fuentes.

Aunque dos transnacionales llegaron hasta la etapa final, la licitación deja un sabor agridulce a Venezuela, pues sus principales socios estratégicos -China y Rusia- no pujaron por ninguna de las áreas, mientras que sólo ocho de las 19 empresas inscritas llegaron a ofertar.

Entre las que no acudieron están la angloholandesa Shell la británica BP, la francesa Total, la italiana Eni, la noruega Statoil, la brasilera Petrobras y la portuguesa Galp Energía, dijo una fuente conocedora de la licitación.

Otra de las fuentes detalló que las propuestas recibidas para los tres proyectos superaron los mínimos establecidos en concepto de bono de participación y financiamiento, lo que hace probable que sean aceptadas.

Está previsto que el Ministerio de Energía y Petróleo anuncie los ganadores el 10 de febrero.

El gobierno venezolano puso como condición a los participantes el pago de un bono de acceso a las reservas de entre US$500 millones y US$1.000 millones, más un financiamiento directo a Pdvsa de por lo menos US$1.000 millones por proyecto.

Unas 12 empresas, mayormente extranjeras, habían inscrito sus consorcios y áreas de interés entre 12 y 13 de enero ante el Ministerio de Energía.

Expertos de la industria dudaban de que los tres proyectos recibieran ofertas, ya que uno de ellos tiene menor atractivo por sus condiciones geológicas.

Cada uno de estos proyectos requerirá inversiones por entre 10.000 y 20.000 millones de dólares para instalar las facilidades de producción y construir un mejorador para convertir el crudo extrapesado de la Faja en un producto más liviano para su exportación.

Venezuela confía en agregar 1,2 millones de barriles por día (bpd) procedentes de la Faja para reanimar su estancada producción de crudo, con el objetivo de bombear unos 4,25 millones de bpd en 2015.