Washington. Las ventas de casas usadas en Estados Unidos treparon en marzo, ya que los consumidores salieron a aprovechar un beneficio tributario para la adquisición de viviendas, pero la actividad se mantuvo muy deprimida respecto a los niveles previos a la reciente crisis.

Las ventas aumentaron 6,8% a una tasa anual de 5,35 millones de unidades, dijo el jueves la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

Los analistas esperaban un incremento del 4,6%, según un sondeo de Reuters.