Las ventas de los comerciantes minoristas brasileños acumularon un crecimiento en volumen del 3% en el primer semestre de este año, la tercera parte de la expansión del 9,1% alcanzada en los seis primeros meses de 2012, informó el gobierno.

El crecimiento de las ventas de los minoristas en el primer semestre de este año fue el menor para el período desde 2005, según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

El volumen de ventas en junio creció en un 0,5 % frente al mes inmediatamente anterior, tras haber permanecido estancado en mayo, y en un 1,7 % en comparación con el mismo mes de 2012, según el organismo.

De las diez actividades analizadas, seis registraron crecimiento del volumen de ventas entre mayo y junio.

Los sectores en que más crecieron las ventas fueron los de muebles y electrodomésticos (+1,8 %), libros y periódicos (+1,0 %), artículos farmacéuticos y médicos (+1,0 %), vehículos y autopartes (+0,9 %) y material de construcción (0,6 %).

Las ventas de alimentos, bebidas y supermercados, que durante muchos meses impulsaron el comercio brasileño gracias al aumento de la renta y a la reducción del desempleo, bajaron un 0,4 % entre mayo y junio.

Igualmente cayeron las ventas de artículos de uso personal y doméstico (-0,1 %), equipos para oficina e informática (-0,5 %) y textiles, confecciones y calzados (-1,4 %).

Las ventas del comercio, que el año pasado crecieron un 8,4 % e impidieron que la economía brasileña sufriera una mayor desaceleración, pueden registrar en 2013 su menor expansión en los últimos años.

Ese desempeño puede limitar la esperada recuperación de la economía brasileña en 2013 tras su desaceleración en los dos últimos años.

Tras haber registrado una expansión del 7,5 % en 2010, el crecimiento de la economía brasileña fue del 2,7 % en 2011 y de sólo del 0,9 % el año pasado. Los economistas esperan una expansión del 2,21 % para este año.