Lima, Andina. El gobierno espera poder formalizar a más de 30.000 mineros informales, de los más de 70.000 que presentaron su declaración de compromiso, sostuvo el viceministro de Minas, Guillermo Shinno, quien indicó que los restantes deberán acelerar sus procesos pues el plazo vence indefectiblemente el 19 de abril de 2014.

-¿Cuántos mineros informales se encuentran en proceso de formalización?

–Tenemos más de 70.000 mineros que cumplieron con presentar una declaración de compromiso para formalizarse. De ellos, 30.000 mineros tienen altas posibilidades de formalizarse y el gobierno pondrá todo el esfuerzo para ayudarlos en este proceso dentro del plazo establecido por ley.

Los otros 40.000 todavía tienen tiempo para cumplir con los requisitos y el gobierno también los apoyará.

-¿Cuál es la mayor dificultad en el proceso de formalización y cuándo vence el plazo?

–La principal dificultad está en la propiedad de la concesión minera, o son dueños de la concesión minera o el dueño de la concesión tiene que darles permiso para trabajar allí.

La norma establece que el plazo de formalización es hasta el 19 de abril de 2014. Hasta esa fecha los mineros que están en proceso de formalización tienen que cumplir con requisitos como entregar el contrato de explotación, acreditar el título de la concesión minera o en todo caso contar con la autorización del dueño del terreno superficial, licencia de uso de aguas, entre otros requisitos.

-En su mayoría, ¿dónde están concentrados estos mineros informales?

–Están concentrados en Madre de Dios, Puno, Arequipa e Ica (Nasca), y al norte en La Libertad y Piura.

-¿De qué manera el Estado acelerará la formalización de los mineros?

–La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) ha establecido una mesa técnica para trabajar con los mineros en camino a la formalización y dar solución a cualquier dificultad que pueda existir en este proceso.

La semana pasada se llevó a cabo la primera reunión y la próxima reunión será el viernes 6 de setiembre. Esperamos que estas reuniones sean semanales. La idea es ir detectando los problemas de los mineros en su formalización y ver alternativas de solución.

-¿Quiénes se reúnen en estas mesas?

–La PCM, el Ministerio de Energía y Minas (MEM), el Ministerio del Ambiente, Ministerio del Interior, y cuatro federaciones de pequeños mineros.

-¿Qué llamado formularía a los mineros informales?

–El Estado pondrá todos sus esfuerzos para formalizar a la mayor cantidad de mineros que están en este proceso que se inició en febrero de 2012. Hoy son 30.000 mineros que están cerca a formalizarse, pero esperamos más. Luego del 19 de abril de 2014, los mineros que no han cumplido quedarán como ilegales, estarán sujetos a operaciones de interdicción y se les aplicará todo el peso de la ley.

-El ministro del Ambiente señaló que los gobiernos regionales carecen de capacidad de fiscalización, ¿comparte esta opinión?

–Es totalmente correcto. A los gobiernos regionales se les transfirió el control de la minería informal, pero ellos tienen pocos recursos para hacerlo. Hay que tener en cuenta que existen miles de pequeños mineros y miles de mineros artesanales, y se requieren muchos recursos para formalizarlos y fiscalizarlos.

-¿Qué acciones está realizando el MEM para revertir esta situación?

–El MEM está apoyando el proceso de formalización en diferentes regiones. En Puno hemos destinado cinco funcionarios a la Dirección Regional de Energía y Minas, ocho a Madre de Dios y cuatro a Chala (Arequipa). Es decir, estamos dotando de recursos profesionales y técnicos a las principales regiones donde se concentra la pequeña minería y la minería informal.

-El MEM impulsa mesas de desarrollo, ¿dónde se han instalado?

–Hemos instalado mesas en el proyecto Las Bambas, ubicado en la provincia de Cotabambas, donde se han canalizado más de 100 millones de nuevos soles en proyectos de desarrollo. Luego en Cañaris (Lambayeque), donde se están impulsando proyectos por otros 100 millones de nuevos soles. La empresa ha podido terminar su etapa de exploración y culminar sus estudios.

Acabamos de establecer una en Hualgayoc (Cajamarca) y Tambo Grande (Piura), y Corani (Puno), y proseguiremos instalando mesas en los lugares donde vemos que la población está confundida y cree que esta industria no trae desarrollo.

-¿Cuál es el objetivo de estas mesas?

–Buscamos armonizar las relaciones que debe tener el Estado con la empresa minera y las comunidades. Queremos que el Estado llegue a las localidades donde estuvo ausente, con inversiones en electrificación rural, programas de viviendas, con el programa Mi Riego y Agrorural.

El objetivo es generar confianza en la población para hacerle entender que este bienestar es gracias al sector minero que da los grandes recursos al país. De esta manera queremos llevar desarrollo a las comunidades y generar un clima favorable a las inversiones.

-¿Cuánto crecerá la producción minera este año?

–Ciertamente hay una menor demanda de metales de China, además de la desaceleración en Estados Unidos y Europa que nos ha afectado. Pese a todo, sí vamos a crecer este año porque la producción de los principales minerales está aumentando, salvo el oro.

Los proyectos que entrarán en operación permitirán duplicar la producción de cobre que el año pasado fue de 1,3 millones de toneladas métricas finas (TMF) hasta 2,8 millones en 2016, con lo cual nos vamos a consolidar como el segundo productor de cobre en el mundo, superando a China.

-¿Qué ventajas tenemos frente a otros países?

–Mantenemos una ventaja relativa de menores costos de producción, y esto permite enfrentar de mejor manera la actual caída de los precios de los metales. Nuestro país enfrenta menores costos de electricidad frente a competidores como Chile.

Proyectos

-¿Qué proyectos mineros entrarán en producción próximamente?

–Hacia fines de este año entrará en producción la mina Toromocho (Junín), lo que ayudará a la economía nacional. El próximo año, entrará en producción el proyecto Las Bambas de Genclore-Xtrata, ubicado en Cotabambas, Apurímac, y el proyecto Constancia de Hudbay, localizado en Chumbivilcas, Cusco.

-¿Y en 2015?

–En 2015, ya estará lista la ampliación de la mina Cerro Verde y eso ayudará a la economía y esperamos que más adelante entre Quellaveco y la ampliación de Toquepala de la minera Southern. Además otros proyectos más pequeños como Inmaculada de Suyamarca (Ayacucho) y otros que también podrían aportar a la economía.