Visa Inc. reportó un crecimiento de 15,6% en el volumen de pagos registrado en América Latina y el Caribe (ALC), el cual ascendió a US$211 mil millones durante 2009.

El número de transacciones de pago registradas durante el mismo período alcanzó los 5,47 mil millones, un aumento sobre los 4,86 mil millones registrados en 2008, que refleja la continua tendencia a la migración del pago en efectivo al pago electrónico en la región.

“Nuestra concentración en productos con grandes oportunidades como el débito, y nuestras inversiones en mercados en las etapas tempranas de migración a formas de pago digitales, están impulsando un crecimiento sostenido en la región”, señaló Eduardo Eraña, presidente de la región América Latina y el Caribe de Visa.

“Estamos viendo aumentos en el volumen en prácticamente todas las categorías de los servicios de pago, incluyendo transacciones por altos montos y transacciones cotidianas, de menor volumen”, añadió.

Uno de los principales impulsores del crecimiento es el débito. Existe una mayor conciencia de los beneficios del débito en la región, la cual se está materializando en un uso más amplio en el punto de venta, y el uso para transacciones de bajo monto, como compras realizadas en tiendas de conveniencia y panaderías.

Con más de 3,74 millones de locales de aceptación en la región, la estrategia de Visa de expandir la aceptación en los comercios ha desempeñado un papel clave para el crecimiento de la compañía. El número de establecimientos comerciales que aceptan Visa en América Latina y el Caribe registró una expansión anual de 13,1%, al 31 de diciembre de 2009. Solamente en Brasil el número de comercios afiliados aumentó 18,6% durante el mismo período.