Lisboa. La brasileña Votorantim dijo este martes que ha estado en conversaciones con Cimpor, la mayor cementera portuguesa, desde 2008 por una potencial adquisición de una participación minoritaria, pero no considera la compra total de la firma por ahora.

Cimpor es el objetivo de una oferta hostil de la acería brasileña CSN, que el mes pasado ofreció comprar la mitad más una de las acciones de la cementera a un precio de 5,75 euros por papel, lo que valoraba a la portuguesa en 3.860 millones de euros (US$5.560 millones).

Votorantim emitió una declaración en respuesta al regulador del mercado portugués, que pidió explicaciones después de que un periódico informó el lunes que la brasileña iba a entrar a la carrera por la compra de Cimpor.

"Votorantim ha estado manteniendo contacto (...) con accionistas en Cimpor desde el 2008, habiendo discutido la posible adquisición de una participación minoritaria que representaría menos de 33% (...) de Cimpor", dijo el conglomerado en un comunicado.

La compañía dijo que hasta la fecha no ha tomado decisión alguna para comprar monto alguno de acciones de Cimpor y que "no está ponderando, analizando o estudiando publicar cualquier anuncio preliminar de una oferta de compra hostil de Cimpor o cualquier fusión".

Otra firma brasileña, la constructora Camargo Correa, propuso fusionar sus operaciones cementeras con Cimpor y comprar una participación de entre el 15 y el 25 por ciento, pero el regulador del mercado portugués le dijo que presente una propuesta alternativa a la de CSN o que se retire.

Votorantim, un conglomerado que incluye a la mayor cementera de Brasil, reveló que había contratado a Deutsche Bank Securities como su consultora financiera en el 2008 para seguir la situación de Cimpor.

El directorio de Cimpor rechazó la oferta inicial de CSN, pero la siderúrgica afirmó que seguía buscando un acuerdo con los accionistas de la cementera portuguesa. Analistas esperan que CSN mejore su oferta.