El brasileño Renato Bertani, presidente del World Petroleum Council (WPC), participó del taller “El habitat petrolero y las nuevas fronteras de exploración en las cuencas sedimentarias del Atlántico” convocado por ese organismo con la idea de reunir expertos petroleros para el intercambio de información. 

Bertani dijo que en ese sentido Uruguay entra en el mapa petrolero al tener el país planes de comenzar a perforar en su plataforma offshore a partir de 2015. El titular de la WPC es optimista respecto a la iniciativa en aguas orientales.

- ¿Qué análisis hace de los planes uruguayos de exploración petrolera offshore para 2015?

- Las zonas de búsqueda petrolera de Uruguay se consideran como áreas de nuevas fronteras donde todavía no tenemos demostrada la presencia de un sistema petrolífero. Digo esto porque estamos recién en el comienzo, muy poco ha sido hecho en términos de exploración. De cualquier modo, Uruguay se ha aplicado a una política energética que ha atraído inversiones, y vamos a tener ahora nuevos estudios, nuevas conclusiones, de si existe o no una presencia de un sistema petrolífero. Ni bien se comience a perforar, vamos a saber eso. 

Existen buenas perspectivas en la zona offshore de Uruguay, aunque existan riesgos geológicos, como sucede en todas las exploraciones del mundo. En el caso se está haciendo lo que se tiene que hacer: investigar con estudios detallados y esperar para perforar en el futuro. Uruguay va por el camino correcto.

- ¿Un hallazgo cambiaría la economía uruguaya?

- Eso pasaría si se confirma la presencia de petróleo en cantidades comerciales. Tendría un impacto enorme en la matriz energética, en la oferta de energía interna y en toda la economía. Esto ha sucedido en otros países que encontraron petróleo, el que ha funcionado como palanca de la economía.

- ¿Uruguay está haciendo avances para diversificar su matriz energética, como intenta el gobierno?

- No conozco los detalles de la política energética de Uruguay. Pero cada vez más el mundo precisa prepararse para atender sus demandas energéticas diversificando las fuentes de energía. En términos energéticos, el mundo hoy aún depende en más de 80% del petróleo, gas y carbón, y se nota cada vez más la necesidad de diversificar. Esas fuentes de energía continuarán siendo una parte muy importante de la oferta energética, pero debemos atender a las energías renovables. La diversificación es el camino, con una visión a largo plazo.

- ¿Cómo puede aprovechar Uruguay lo que está haciendo Brasil en materia petrolífera?

- Pueden existir enormes oportunidades por el solo hecho de que existe una actividad muy intensa y fuerte en Brasil. Uruguay puede beneficiarse de diversas formas. Primero, por el conocimiento geológico que existe en las zonas petroleras de Brasil. También porque Uruguay tiene al alcance navíos para sísmica o sondas de perforación, que si estuvieran en África, la movilización de esos servicios serían mucho más caros. 

La otra forma es que hay equipamiento, servicios y recursos disponibles no muy distantes.

- ¿Qué pasará con el precio del petróleo en el corto plazo?

- Hay muchas variables que pueden afectar el precio al petróleo en los próximos cinco a diez años. Más allá de la oferta y la demanda, debemos tener en cuenta otras variables que influyen, como las exigencias regulatorias que los países implementan, que pueden estimular o disminuir el consumo. Por otro lado, nadie sabe qué tipo de conflictos pueden ocurrir en regiones que cuentan con una producción importante. Y cuando esto sucede hay una tendencia a que haya una falta potencial de petróleo y los precios se incrementan. 

En resumen, existen muchas variables que influyen en el precio y que implica que ciertamente vamos a tener volatilidad y oscilaciones. En mi opinión, los precios del petróleo continuarán altos. La razón es muy simple: al retornar el crecimiento económico global, y con un buen desarrollo económico de los países de grandes poblaciones como China, India, Rusia y Brasil –los BRIC–, tendremos una tendencia de aumento muy fuerte de la demanda. Al mismo tiempo, todos los campos que hoy producen normalmente tienden a declinar la producción. Entonces, es un escenario que muestra que va a haber exigencias de muchas inversiones para que la industria siga atendiendo la demanda global. 

Así, el petróleo seguirá como está hoy, alrededor de US$107 el barril Brent.

En la etapa de exploración sísmica. La futura exploración petrolera offshore de Uruguay se encuentra en la fase investigación; en concreto, hay en la actualidad cuatro barcos científicos realizando exploración sísmica en la plataforma submarina. La evaluación de datos culminaría en 2014 y la exploración se iniciaría un año después. 

La inversión total es de unos US$2.000 millones, de los cuales ya se ha ejecutado el 70% de ese dinero, dijo Héctor Santa Ana, gerente de exploración y producción de ANCAP. 

En la iniciativa participan grandes petroleras del mundo, como British Petroleum, Total, Tullow Oil y BG Group, además de Shell –que sustituirá a Petrobras–, YPF y Galp. 

Estas cuatro compañías se quedaron con ocho de los 15 bloques licitados en la Ronda Uruguay II. Las otras siete serán licitadas en 2015, según ANCAP. Si se comprueba la presencia de hidrocarburos, ANCAP podrá participar como socio en un 20% a 40%.