La petrolera YPF, controlada por el Estado argentino tras la expropiación del 51 % de las acciones a la española Repsol, dijo este domingo que se apresta a iniciar en breve la construcción de una nueva planta de coque en la ciudad argentina de La Plata.

Las obras, que demandarán una inversión de US$800 millones, podrán iniciarse tras la llegada este domingo a Argentina de cuatro grandes equipos al cercano puerto de Berisso (60 kilómetros al sur de Buenos Aires).

Se trata de tres cámaras de 420 toneladas de peso, 42,5 metros de largo y 9,5 de diámetro, y una torre fraccionadora de 160 toneladas, casi 43 metros de longitud y 6 de diámetro, según detalló la petrolera en un comunicado.

Los equipos permanecerán en el puerto hasta que finalicen los trámites aduaneros y luego, "probablemente el fin de semana próximo, serán traslados por medios de transporte especiales, tractores y enormes remolques medulares" hasta el complejo industrial de YPF en La Plata, indicó la compañía.

"La nueva planta de coque podría comenzar a funcionar a principio de 2016 y permitirá aumentar la producción de naftas y gasóleo en 600 millones de litros por año", añadió la mayor productora de hidrocarburos de Argentina, en la que Repsol mantiene una participación de 12%.