Hasta el 2025 el parque automotor en Bolivia llegará a 2,5 millones de unidades y lo que se espera para entonces es contar con carburantes especificados por la marca de cada vehículo. Es en esa lógica que se puso a la venta el Ron91 y en breve estará en el mercado la gasolina Súper Etanol 92, informó el presidente de YPFB, Óscar Barriga.

La nueva gasolina Súper Etanol 92 saldrá a la venta pronto y se trabaja, justamente en el marco jurídico que regulará su producción y comercialización. Los industriales cañeros son parte de esta iniciativa porque proporcionarán el aditivo, alcohol anhidro, para la nueva gasolina que reducirá la contaminación.

“Lo que vamos a hacer es poner un combustible acorde a las especificaciones del vehículo”, explicó en una entrevista con la estatal Patria Nueva, donde mencionó que las proyección muestran que el número de motorizados en Bolivia subirá de los actuales 1,5 millones a 2,5 millones hasta el 2025.

Para ese entonces se espera contar con una oferta que vaya a satisfacer las exigencias en materia de combustibles de las diferentes marcas. “Una parte importante de ese parque va a requerir un nuevo combustible y en este caso el nuevo combustible será el que especifica la marca del vehículo”, insistió.

La gasolina Ron 91 ya está en el mercado y cuenta con un mayor rendimiento a comparación de la gasolina especial, que tiene 85 de octanaje, ya que el vehículo puede realizar un mayor recorrido quemando menos combustible. El precio del nuevo combustible es de Bs 4,40 por litro, mientras que la especial cuesta Bs 3,74.

No se conoce aún el precio de la Súper Etanol 92, porque es un resorte de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH). Su producción implicará la expansión de los cultivos de caña de azúcar para incrementar la producción de alcohol anhidro. En una primera etapa se demandará 80 millones de litros y en los siguiente tres o cuatro años subirá a 360 millones de litros.