La Paz. La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) firmó este jueves un contrato de servicios con la petrolera rusa Gazprom y la francesa Total para la exploración del bloque Azero, un área no tradicional, con una inversión de US$130 millones.

La petrolera boliviana participará de la explotación en caso de que el proyecto de exploración sea exitoso, se informó.

El presidente Evo Morales, junto al presidente de YPFB, Carlos Villegas, y el ministro de Hidrocarburos, Juan José Sosa, participó en Palacio de Gobierno del acto de firma del contrato que –según Sosa- apunta a fortalecer la política de exploración con el objetivo de garantizar nuevas reservas de hidrocarburos.

El bloque Acero está ubicado entre los departamentos de Santa Cruz y Chuquisaca y tiene un gran potencial.

“Son más de 700.000 hectáreas que están en este bloque, donde se ha visto geológicamente un área con gran potencial, donde ahí (se) tiene el reto de encontrar hidrocarburos”, señaló el ministro.

“En caso de un descubrimiento comercial positivo en el área, inmediatamente se conforma una sociedad anónima mixta entre los socios y YPFB, donde el Estado participa con un no menos 51% para todos los casos. En este caso, YPFB participa con 55% y los socios con 45%, ya para realizar actividades netamente de explotación”, insistió.

Morales destacó las características del contrato y recordó que ello es resultado del proceso de nacionalización de los hidrocarburos, que convierte a las empresas extranjeras en socias y no en dueñas de los recursos naturales.

Las dos empresas corren con el riesgo de la exploración. El documento entrará en vigencia, una vez sea aprobado por la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Morales hizo referencia en el acto al bloqueo aéreo del que fue objetivo por cuatro países europeos, entre ellos Francia, entre el 2 y 3 de julio cuando retornada de Rusia a Bolivia.

“Con Total no nos defraudamos, aunque nos haya defraudado su gobierno. Ya está superado, no guardamos resentimientos”, señaló.