La Paz. La boliviana YPFB y las empresas operadoras extranjeras invirtieron US$761 millones durante el primer semestre de este año, 83% del monto programado para el periodo, dijo este miércoles la Gerencia Nacional de Planificación, Inversiones y Estudios (Gnpie) de la petrolera estatal.

YPFB Corporación conjuntamente con las empresas operadoras programaron para este periodo un total de US$959,6 millones, destinados a la ejecución de proyectos en toda la cadena hidrocarburífera.

El presidente de YPFB, Carlos Villegas, informó que la petrolera boliviana ejecutó US$438 millones y las empresas prestadoras de servicios lo hicieron por un monto de US$323 millones.

"Hemos tenido en esta primera parte del año una importante ejecución de las inversiones y esperamos superar este porcentaje a fin de año", dijo la autoridad petrolera.

La Gerencia Nacional de Redes de Gas y Ductos (Gnrgd) participa en general con un 16% del presupuesto total de la empresa.

A su vez, la Gerencia General de Proyectos, Plantas y Petroquímica es responsable de los proyectos de las plantas de separación de líquidos Río Grande y Gran Chaco, la Planta de Urea y Amoniaco, el complejo petroquímico de Etileno, Polietileno, Propileno y Polipropileno.

De igual forma, toma parte del proyecto Gas Natural Licuado y el 78% del presupuesto de la empresa.

Villegas dijo que las inversiones en el sector de hidrocarburos entre 2006 y 2012 se triplicaron respecto a los cinco años anteriores (200-2005) debido a un clima favorable para la atracción de capitales y la decisión de hacer a la empresa estatal competitiva.

"Sin duda que la nacionalización de los hidrocarburos y la política de estabilidad del gobierno de (presidente) Evo Morales permite a Bolivia atravesar un auge significativo de las inversiones en el sector, hemos prácticamente triplicado las inversiones en el sector hidrocarburífero", apuntó.

YPFB Corporación y las compañías operadoras que tienen contrato, ejecutaron una inversión histórica de US$5.236 millones en los últimos seis años con el objetivo de garantizar la producción e incrementar las reservas de hidrocarburos.

Este monto prácticamente se triplicó respecto al ejecutado entre 2000 y 2005, periodo considerado de la capitalización y privatización neoliberal, que alcanzó a US$1.855 millones y que representa un incremento del 182%.