Fráncfort. Grecia debe volver a llevar el programa de reformas por el buen camino si la evaluación de la troika de la Unión Europea (UE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) llega a la conclusión de que ha descarrilado, dijo el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.

Weidmann expresó en una entrevista con una revista alemana que las elecciones griegas no cambian el hecho que Grecia debe adherirse al programa de rescate para recibir más ayuda financiera.

"Si hay desviaciones (del programa) tendremos que analizar las causas, pero antes que nada Grecia deberá demostrar que puede solucionarlo", expresó Weidmann.

El presidente del banco central alemán agregó que la oposición de la entidad a la compra de deuda por parte del BCE es conocida y que no está a favor de la emisión de deuda conjunta a corto plazo.