Singapur. La minera brasileña Vale SA planea construir la mayor planta de procesamiento para convertir aceite de palma en biocombustible al 2015, a fin de reducir sus enormes costos en energía y desarrollar la región amazónica, reportó el lunes el diario Financial Times.

Para concretar el proyecto, que costará más de US$500 millones, Vale adquirió un área de tierra despejada en la selva amazónica mayor al tamaño de Londres. El biocombustible será usado para operar las maquinarias, barcos, trenes y camiones de la compañía, reportó el periódico.

Vale abrió su primera fábrica de aceite de palma este mes en el estado amazónico de Para y venderá su producción a procesadoras de alimentos en el mercado hasta que su nueva planta sea construida, dijo Eduardo Ieda, jefe de la compañía de biocombustible de la minera, Biopalma, citado por el reporte.

Vale probablemente avanzará en sus planes el 2013 y la planta de Biopalma permitirá a la minera reducir su enorme cuenta de energía al producir biocombustible a un costo que es alrededor de un 30% menos a los actuales precios del mercado, dijo el funcionario al periódico.

La energía representó un 13,4% de los costos totales de los productos vendidos el 2011, de acuerdo a un reporte de la Comisión de Bienes y Valores de Estados Unidos, indicó.

La energía representó un 13,4% de los costos totales de los productos vendidos el 2011, de acuerdo a un reporte de la Comisión de Bienes y Valores de Estados Unidos, indicó.

Se espera que el proyecto, que se desarrolla sobre un área total de 175.000 hectáreas en Para, produzca alrededor de 600.000 toneladas de aceite de palma al año para el 2019, dijo Ieda, citado por el diario.

La semana pasada, Vale también anunció que planea invertir US$315 millones en un proyecto con Pacific Hydro de Australia para construir campos eólicos en el norte de Brasil a fin de ayudar a la minera a suplir sus necesidades de electricidad.