Brasilia. El ente antimonopolios de Brasil aprobó este miércoles por unanimidad la toma de control de Grupo Pao de Acúcar por parte del minorista francés Casino, la compra de Yoki por General Mills y un acuerdo entre Vale y Petrobras para la producción de potasio en el estado de Sergipe.

Los casos fueron aprobados en bloque, sin restricciones, por presentar informes convergentes.

El Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) evalúa ahora la compra de la cementera portuguesa Cimpor por parte del grupo Camargo Correa.

El acuerdo entre Vale y Petrobras fue confirmado por ambas empresas a fines de abril.

La petrolera arrendó derechos mineros a Vale por un plazo de 30 años, lo que permite que la minera mantenga su exploración de minerales de potasio en la mina Taquari-Vassouras, que ya está operando, y además desarrolla el proyecto Carnalita, en Sergipe.

El potasio es una de las principales materias primas en la fabricación de fertilizantes.