La empresa estatal argentina Gas y Petróleo Neuquén (G&P) concretó la primera fractura hidráulica en el yacimiento Aguada Federal de la formación Vaca Muerta, con la asistencia del gobernador Jorge Sapag y miembros de su gabinete.

La ejecución de la hidrofractura fue seguida en detalle por el gobernador neuquino mediante una serie de monitores instalados en el puesto central de operaciones, para luego efectuar una recorrida por el lugar en compañía del directivo de Enarsa, Walter Fagía; del ministro de Energía, Guillermo Coco; y del titular de G&P, Gustavo Nagel.

"G&P es una empresa ciento por ciento neuquina. Tenemos el orgullo de hacer la primera fractura no convencional favoreciendo que la renta se maximice para la provincia del Neuquén", afirmó Sapag en declaraciones a la prensa.

Señaló que "esto significa participar como una compañía más en toda la actividad que hay que desarrollar en la provincia para poner en marcha el gas y el petróleo teniendo como norte también cuidar el medio ambiente".

"Esto es fundamental como también lo es promover las energías alternativas como la eólica, la solar, la del hidrógeno, que son las energías limpias que en el corto y mediano plazo tendrán que ir reemplazando el uso del gas y del petróleo en el mundo y en Argentina", declaró.

Sapag anticipó que están llevando adelante tratativas con Petrobras y es muy probable que viaje antes de fin de año a Río de Janeiro para sellar acuerdos para desarrollar no convencionales en otras áreas.

Precisó que "hay otras compañías interesadas en invertir en la provincia" y destacó que "esta semana se va a reunir con las dos empresas más grandes de China".

Aseguró que "en la provincia se puede desarrollar el petróleo y el gas sin ningún problema ambiental".

"En este lugar no hay poblaciones urbanas, no hay comunidades mapuches, no hay ríos, no hay lagos, no hay acuíferos y los que hay no son potables, así que estamos muy tranquilos desarrollando una tarea donde cada pozo requiere una licencia ambiental", afirmó.

El yacimiento Aguada Federal está ubicado en el centro oeste de la denominada Cuenca Neuquina (que abarca en un óvalo las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza), a 115 kilómetros al noroeste de la ciudad capital, a 25 kilómetros de la localidad de Añelo y a 80 kilómetros al sureste de la localidad de Rincón de los Sauces.

Los trabajos de exploración comenzaron en octubre del año pasado por cuenta de G&P y después de ese proceso se concretó la primera fractura hidráulica con la participación de las empresas Halliburton y Nalco.

La estadounidense Halliburton llevó adelante el proceso de inyección de químicos a una profundidad de 2.900 metros mientras que Nalco tendrá a su cargo la recuperación y tratamiento de al menos 2.000 metros cúbicos de agua inyectados en el pozo.

El proceso de fractura hidráulica demandará siete días de trabajo intenso durante las 24 horas de cada jornada con 70 operarios afectados en el lugar durante ese lapso.

Para intensificar el desarrollo del área, G&p firmó un acuerdo asociativo con la petrolera alemana Wintershall durante una gira realizada por ese país la semana pasada por una delegación neuquina encabezada por el gobernador Sapag.

Los alemanes invertirán US$115 millones en una primera etapa exploratoria que de resultar exitosa permitirá un programa de desarrollo del área a 18 años con una inversión superior a los US$3.300 millones