Lima,Andina. El ministro de Defensa, Pedro Cateriano, descartó hoy que se haya producido un ataque terrorista en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), en respuesta a la reciente captura de presuntos colaboradores de Sendero Luminoso en la zona.

Al referirse a las versiones de prensa sobre un atentado contra la comisaría y el Banco de la Nación de la provincia de Paucarbamba (Huancavelica), el ministro informó que son sólo especulaciones y que las Fuerzas Armadas ya descartaron ese ataque subversivo.

“Hoy en la mañana me comuniqué con el almirante José Cueto (jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas) y me ha informado que no hubo ningún incidente. Ayer las noticias se basaron en especulaciones”, manifestó en declaraciones a la prensa.

Cateriano explicó que en dicha zona, al parecer, se habría realizado una protesta ciudadana ante una autoridad local, lo que pudo haber sido interpretado como un ataque terrorista.

“Pero eso no quiere decir que las cosas estén, absolutamente, bajo control. La tarea de enfrentar al terrorismo implica una labor constante y no podemos bajar la guardia ni dejar de lado la posibilidad de que en algún momento se produzca una agresión cobarde”, subrayó.

Reiteró que desde el Gobierno existe la firme decisión de seguir combatiendo con rigor cualquier accionar terrorista en el Vraem.

En ese sentido, el titular de Defensa aseguró que las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú (PNP) trabajan para impedir cualquier acción terrorista en la zona y exhortó a sus miembros a que actúen siempre con diligencia y sin descuidarse.

Algunos medios de prensa informaron que un grupo de terroristas de Sendero Luminoso incursionó anoche en la provincia de Paucarbamba, en Huancavelica, donde supuestamente se perpetró un ataque a la comisaría local y un asalto al Banco de la Nación.

En esas informaciones se señaló incluso que por lo menos 10 subversivos habrían ingresado a dicha agencia bancaria haciendo disparos al aire; mientras que otros senderistas rodeaban el pueblo para facilitar la huida de sus cómplices.