París. El grupo francés de productos lácteos Danone anunció este miércoles que en el tercer trimestre del año facturó 5.259 millones de euros, 4,2% más que entre julio y septiembre de 2012, pero rebajó sus objetivos anuales tras haber tenido que retirar miles de productos en Asia.

"En el tercer trimestre, la falsa alerta lanzada por Fonterra (marca neozelandesa y proveedor del grupo francés en Asia) conllevó la retirada de ciertas leches infantiles, que se traduce en pérdidas significativas en el volumen de negocios, de resultados y de flujo de caja", indicó el grupo en un comunicado.

Ese impacto se dejó notar en una caída de las ventas de la división de nutrición infantil del 8,6% en el tercer trimestre, hasta los 924 millones de euros.

Por ello, Danone rebajó sus objetivos a un avance del volumen de negocios de entre el 4,5% y el 5% en datos comparables, frente al hasta ahora estimado crecimiento de al menos 5%.

Además, Danone prevé al cierre del ejercicio una ligera caída del margen operativo de 80 puntos de base y una contracción del flujo de caja de entre 1.500 y 1.600 millones de euros, añadió.

En los nueve primeros meses del año, Danone facturó un total de 16.317 millones de euros, 5,5% más en datos comparables.

Por sectores de actividad, las ventas de aguas fueron las que más progresaron (+12,1% hasta 3.080 millones de euros), seguido de la nutrición infantil (+7,3% hasta 3.307 millones) y la nutrición médica (+5,6% hasta 994 millones).

Los productos lácteos frescos, principal área de negocio de Danone, registró entre enero y septiembre una facturación de 8.936 millones de euros, 2,6% más.

Por áreas geográficas, las ventas del grupo aumentaron en la Unión Europea y Norteamérica 9,9% hasta 3.543 millones de euros y también en América Latina, Asia-Pacífico y Oriente Medio (+12,6 % hasta 6.546 millones de euros), pero las redujo en Europa fuera de la UE en 3% hasta 6.228 millones de euros.