El presidente de Perú, Ollanta Humala, respaldó a su canciller, Eda Rivas, ante el pedido de censurarla hecho por la oposición en el Congreso, y enfatizó que él no cometió "ninguna infracción" al hacer una escala la semana pasada en París, donde se reunió con Francois Hollande.

"Nosotros no hemos cometido ninguna infracción ni constitucional ni legal", enfatizó el gobernante al ser interrogado por los periodistas sobre el tema.

La canciller Rivas aseguró, por su parte, que la intención de la oposición de censurarla "es parte del juego democrático" y ratificó que cuenta con el respaldo del gobernante.

Rivas admitió que el Ejecutivo quizá debió comunicar al Congreso que se iba a hacer esa escala, aunque remarcó que no se debía pedir permiso.

Tres bancadas de oposición presentaron el lunes en el Congreso una moción de censura contra la canciller, por supuestamente haber cometido una infracción constitucional por la escala de unas horas que hizo la semana pasada el presidente Humala en Francia.

La Junta de portavoces del Congreso acordó hoy que la moción de censura se debatirá y votará el próximo lunes en una sesión extraordinaria del pleno parlamentario.

Los políticos opositores cuestionan el viaje de Humala y, en especial, a Rivas, a la que responsabilizan por no haber informado del viaje, ya que el gobernante solo había sido autorizado por el parlamento para ir a Tailandia y a la cumbre del foro APEC en Bali (Indonesia).

La moción fue presentada con 50 firmas, 16 menos de las que requiere para que sea aprobada previo debate y votación en el pleno del parlamento.

El pedido de censura deberá ahora seguir el trámite establecido por el Congreso y es probable que sea debatido la próxima semana, indicaron medios locales.

La canciller se presentó el viernes pasado ante el pleno del Congreso para informar los detalles del viaje y afirmó que la escala no trasgredió las normas constitucionales.

Rivas indicó que se trató de un diálogo informal con Hollande en el que se habló del alto nivel de la relación bilateral, la cooperación en materia educativa y sobre la exoneración de la visa Schengen para los peruanos, que actualmente es vista por la Unión Europea.