El presidente de Petróleo de Venezuela (Pdvsa), Rafael Ramírez, se reunió este miércoles con su homólogo de la empresa española de energía Repsol, Antonio Brufau, para revisar proyectos conjuntos, entre los que destacan un financiamiento por US$1.200 millones en Venezuela.

Este acuerdo podría firmarse en un par de semanas a través de la empresa mixta Petroquiriquire, constituida entre ambas petroleras en 2006 para operar los campos Quiriquire, en Monagas, y Mene Grande, Barúa y Motatán, en el occidente de Venezuela, según reseñó AVN.

"Estamos a punto de llegar ya al acuerdo de la financiación (...) espero que en dos semanas (...) no más tarde estemos aquí ya pudiéndoles explicar las condiciones", confirmó Brufau.

Ramírez indicó que están en la fase final del acuerdo, que permitirá incrementar la producción en, al menos, 75.000 barriles por día de petróleo.

Asimismo, Brufau informó que se prevé que a fines de 2014 comience la producción temprana de gas en el proyecto Cardón IV (noroeste), que tiene como meta generar 1.200 millones de pies cúbicos de gas al día para el mercado interno y reforzar las posibilidades de exportación.

El ministro venezolano indicó que, como parte del seguimiento de los intereses de ambas compañías en Venezuela, Pdvsa ofreció a Repsol la creación de una empresa mixta para la explotación de los hidrocarburos condensados en el bloque Cardón IV, donde la petrolera española ya tiene presencia.

Sostuvo que, de ser aceptada esta propuesta por parte de Repsol, se tendrá "la posibilidad de producir al menos 24.000 barriles día de condensado, un hidrocarburo de altísima calidad".

Cardón forma parte del Proyecto Rafael Urdaneta, que abarca la exploración y producción de gas en el Golfo de Venezuela. En 2005, el país le otorgó a Repsol y la petrolera italiana Eni la licencia para la exploración del bloque Cardón IV, que tiene una extensión de 924 kilómetros cuadrados.

Otros temas. Ramírez añadió que en la reunión también hablaron sobre los avances en Petrocarabobo, empresa constituida en junio de 2010 como una idea apoyada por el entonces presidente Hugo Chávez (1999-2013), para explotar el crudo extrapesado de la Faja petrolífera del Orinoco y en la que Repsol participa.

Este proyecto prevé alcanzar una producción máxima de 400.000 barriles diarios y la construcción de una refinería que transformará el crudo de 8 a 16 grados API.

"Hemos hablado de distintas acciones que vamos a seguir anunciando para que este proyecto (...) vaya bien", dijo sin precisar detalles.

Según cifras oficiales, la Faja Petrolífera del Orinoco, en el este de Venezuela, tiene las mayores reservas de crudo del planeta con 297.000 millones de barriles certificados.

Venezuela produce alrededor de tres millones de barriles diarios, de los cuales exporta unos 2,5 millones, principalmente a Estados Unidos y China. 

* Con información ElMundo de Venezuela y EFE.