Río de Janeiro. El gobierno brasileño prepara, por orden de la presidenta Dilma Rousseff, un nuevo sistema de "e-mails" encriptados que lo salvará de cualquier tipo "de espionaje", tras descubrirse que la mandataria y empresas como la estatal Petrobras fueron espiadas por los servicios de inteligencia estadounidenses.

Según informó este miércoles el presidente del Servicio Federal de Procesamiento de Datos (Serpro), Marcos Mazoni, el nuevo sistema de "e-mails" desarrollado por la entidad, que presta servicios de Tecnología de la Información y Comunicaciones para el sector público, llamado Expresso V3, "librará al gobierno completamente del espionaje", y es capaz de identificar cualquier intento de acceso ilegal de informaciones.

Según Mazoni, todo el tráfico de datos ocurrirá en servidores del Serpro y por fibras ópticas de empresas públicas, sin necesitar el uso de redes extranjeras.

El anuncio de la instalación de la nueva tecnología de e-mails llega después que la prensa denunció que el gobierno de Estados Unidos espió a Petrobras y a Rousseff, mientras que el gobierno canadiense hizo lo mismo con el Ministerio de Minas y Energía.

Con el objetivo de evitar el acceso de otros países a comunicaciones del gobierno brasileño, la propia presidenta determinó que el Serpro desarrollara una tecnología segura de transmisión de informaciones por internet.

El Expresso V3 será impulsado a partir de noviembre, primeramente en la Presidencia de la República.

El sistema es una actualización de otra tecnología de internet desarrollada por la propia empresa, el Expresso V2, utilizado en el 20% del Gobierno Federal.

El nuevo sistema está dentro de una red interna, lo que dificulta el acceso a los mensajes enviados o recibidos por la presidenta, ministros y funcionarios públicos.

Mientras, los e-mails enviados por autoridades a terceros serán criptografiados, protegidos con una serie de códigos.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció el domingo en su perfil de la red social Twitter que los correos electrónicos del gobierno tendrán un sistema de protección tras los recientes casos de espionaje denunciados.

"Determiné que el Serpro implantase un sistema seguro de 'e-mails' en todo el gobierno federal", anunció la mandataria en su cuenta.

Según Rousseff, "ésta es la primera medida para ampliar la privacidad y la inviolabilidad de mensajes oficiales", y justificó que "es necesario (tener) más seguridad en los mensajes para prevenir el posible espionaje".