El presidente del Instituto Nacional para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), Eduardo Samán, indicó que el gobierno continúa en la lucha contra lo que calificó como una "guerra económica".

Samán expresó que "la guerra económica es similar a la de 2002, con la diferencia de que esta vez no está declarada".

Manifestó que hay factores económicos que generan descontento con un fin, "razón por la que los establecimientos comerciales dejan la mercancía en el suelo para que las personas tengan que pelear por ellos".

Agregó que "el gobierno de EE.UU. es el principal interesado en cambiar las políticas de gobierno porque quiere adueñarse de las reservas de petróleo ".